Example: stock market

Conceptos de genero y desarrollo - op.org

Volver al Indice SERIE APUNTES DOCENTES 1 Conceptos DE genero y desarrollo Sonia Montecino Loreto Rebolledo Universidad de Chile Facultad de Ciencias Sociales Programa interdisciplinario de Estudios de G nero LOS ESTUDIOS DE genero La recuperaci n del concepto de g nero y sus consecuencias epistemol gicas Se puede sostener que el concepto de g nero aparece como un t rmino que ayudar a resolver algunos; de las problem ticas que emergieron en el desarrollo de los Estudios de la Mujer. El concepto fue acu ado en la psicolog a por dos investigadores -Stoller y Money abocados a la indagaci n de las 2 disfunciones sexuales.

Volver al Indice SERIE APUNTES DOCENTES 1 CONCEPTOS DE GENERO y DESARROLLO Sonia Montecino Loreto Rebolledo Universidad de Chile Facultad de Ciencias Sociales

Tags:

  Conceptos, Conceptos de

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of Conceptos de genero y desarrollo - op.org

1 Volver al Indice SERIE APUNTES DOCENTES 1 Conceptos DE genero y desarrollo Sonia Montecino Loreto Rebolledo Universidad de Chile Facultad de Ciencias Sociales Programa interdisciplinario de Estudios de G nero LOS ESTUDIOS DE genero La recuperaci n del concepto de g nero y sus consecuencias epistemol gicas Se puede sostener que el concepto de g nero aparece como un t rmino que ayudar a resolver algunos; de las problem ticas que emergieron en el desarrollo de los Estudios de la Mujer. El concepto fue acu ado en la psicolog a por dos investigadores -Stoller y Money abocados a la indagaci n de las 2 disfunciones sexuales.

2 La pregunta que ellos se formularon se vincul al hecho de que habiendo las mismas disfunciones (por ejemplo, hermafroditismo) en los sujetos, cada uno defin a su identidad de manera diferente. De ese modo, descubren que la asunci n de las identidades de mujer u hombre, en los casos estudiados, depend a m s de las formas en que los individuos hab an sido socializados y de la identidad asignada por los padres que de los datos biol gicos u hormonales. De esa manera proponen una distinci n conceptual y sostienen que hay una diferencia entre sexo y g nero. El primero apunta a los rasgos fisiol gicos y biol gicos de ser macho o hembra, y el segundo a la construcci n social de las diferencias sexuales (lo femenino y lo masculino).

3 As , el sexo se hereda y el g nero se adquiere a trav s del aprendizaje cultural. Esta distinci n abre una brecha e inaugura un nuevo camino para las reflexiones respecto a la constituci n de las identidades de hombres y mujeres. Este concepto de g nero ser tambi n recuperado por las otras ciencias sociales, las cuales comenzar n a re-elaborarlo y a dotarlo de nuevos contenidos. As es como en Antropolog a. Gayle Rubin dir que las relaciones entre sexo y g nero. conforman un "sistema que var a de sociedad en sociedad , estableciendo que el lugar de la opresi n de las mujeres y de las minor as sexuales est en lo que ella denomina el sistema sexo/g nero.

4 Cada sociedad poseer a un sistema sexo/g nero particular, es decir, un conjunto de arreglos por los cuales una sociedad transforma la sexualidad biol gica en productos de la actividad humana. As , cada grupo humano tiene un conjunto de normas que moldean la materia cruda del sexo y de la procreaci n. La analog a que utiliza para explicar esto es que el hambre es hambre en todas partes, pero cada cultura determina cu l es la comida adecuada para satisfacerla; de igual modo, el sexo es sexo en todas partes; pero lo que se acepta, como conducta sexual var a de cultura en cultura.

5 3 La Introducci n de la noci n de g nero en los an lisis sociales trajo consigo una serie de rupturas epistemol gicas a las maneras en c mo se hab a entendido la posici n de las mujeres en las distintas sociedades humanas. En primer lugar supuso la idea de variabilidad: toda vez que ser mujer u hombre es un constructo cultural, entonces sus definiciones variar n de cultura en cultura (no se podr a as universalizar y hablar de la mujer o "el hombre" como categor as nicas). En segundo lugar, configura un idea relacional: el g nero como construcci n social de las diferencias sexuales, alude a las distinciones entre femenino y masculino y por ende a las relaciones entre ellos.

6 Los an lisis de g nero. propondr n que es preciso estudiar las relaciones entr mujeres y hombres toda vez que en la mayor a de las sociedades sus diferencias producen desigualdad. En tercer lugar, saca a escena el principio de la multiplicidad de elementos que constituyen la identidad del sujeto toda vez que el g nero ser experimentado y definido de modo particular de acuerdo a su pertenencia tnica, de clase, de edad, etc. De este modo, se propone comprender a los sujetos mujeres y hombres no s lo desde uno de sus perfiles (el g nero) sino desde las categor as que viven en l simult neamente y que van a modelar y especificar su ser femenino o masculino.

7 Por ltimo, emerge la idea de posicionamiento: un an lisis de g nero supondr el estudio del contexto en el que se dan las relaciones de g nero de hombres y mujeres, y de la, diversidad de posiciones que ellos ocupar n, sobre todo en las sociedades complejas. As por ejemplo, una mujer de alg n pa s latinoamericano, profesional de clase media, casada, atravesar por distintas posiciones en un mismo d a: puede estar en una relaci n de subordinaci n con su esposo; pero de superioridad frente a su empleada dom stica; luego, en el trabajo est en una posici n superior a la del estafeta y el secretario; en igualdad con sus pares y en subordinaci n con su jefe, etc.

8 El supuesto que hay tras la noci n de posicionamiento es que es preciso indagar en los desplazamientos que viven los sujetos al interior de las jerarqu as. 4 De esta manera el concepto de g nero plantea el desaf o de particularizar, de explorar en las realidades m s que en asumirlas como dadas. En este sentido se contrapone a la idea de un universal mujer u hombre y de la fijeza de su identidad, posici n y condici n. Precisamente, este t rmino permite no s lo conocer los cambios en las relaciones entre hombres y mujeres sino que abre la posibilidad de las transformaciones de esas relaciones (es decir, no se queda en la inmutabilidad de la subordinaci n universal de la mujer).

9 Por ltimo, un an lisis de g nero dadas las m ltiples variables que comporta abre una clara senda para emprender lecturas interdisciplinarias. El g nero como construcci n simb lica y como construcci n social Es posible distinguir dos grandes enfoques en los an lisis de g nero: por un lado, aquellos que enfatizan en la construcci n simb lica de lo femenino y lo masculino, y los que ponen el acento en lo econ mico como clave para entender c mo se posicionan hombres y mujeres en la vida social. La antrop loga Sherry Ormer es la principal exponente del simbolismo gen rico, Ella sostendr que toda vez que las diferencias biol gicas encuentran significado s lo dentro de un sistema cultural espec fico, es preciso conocer cu les son las "Ideolog as de g nero" y los valores simb licos asociados a lo femenino y lo masculino en cada sociedad.

10 Seg n ella, a pesar del enorme repertorio de significados de las diferencias sexuales hay constantes en los grupos humanos: una de ellas es la asimetr a en que aparecen mujeres y hombres. A ra z de esa constaci n se formul la siguiente pregunta: qu hay de com n en las distintas culturas para que ellas sit en a la mujer en una posici n inferior'? La respuesta que encontr a esa interrogante fue que la mujer estar a siempre asociada con algo que las culturas desvalorizan, y ese algo est vinculado con la relaci n de la mujer con lo natural, con la naturaleza. 5 Siguiendo a Levy-Strauss este enfoque plantear que todas las culturas reconocen y hacen una diferencia entre la sociedad humana y el mundo natural.


Related search queries