Example: confidence

Ecuaciones de predicción del gasto 1 Margarita Flores ...

Culo originalActa Pediatr Mex 2015;36 de predicci n del gasto de energ a en reposo en escolares de la Ciudad de M xicoRESUMENI ntroducci n: existen diferentes Ecuaciones de predicci n para estimar el gasto de energ a en reposo en ni os; sin embargo, no hay consenso de cu l es la m s adecuada para usarse en poblaci n pedi trica : conocer la concordancia del gasto de energ a en reposo medido por calorimetr a indirecta con el estimado con diferentes ecua-ciones de predicci n en un grupo de escolares de la Ciudad de M y m todo: se realiz un estudio transversal en escolares de 6 a 12 a os de edad (n = 63). El gasto de energ a en reposo fue medido mediante calorimetr a indirecta, se us como referencia para conocer la exactitud de las Ecuaciones de predicci n de Schofield, de FAO/OMS, de Tverskaya y de Harris-Benedict.

149 Becerril-Sáncez ME et al. Ecuaciones de gasto de energía en reposo creadas en 1985 por Schofield;3 éstas consis- tieron en una serie de ecuaciones lineales que

Tags:

  Ecuaciones, De ecuaciones lineales, Lineales, Ecuaciones de

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of Ecuaciones de predicción del gasto 1 Margarita Flores ...

1 Culo originalActa Pediatr Mex 2015;36 de predicci n del gasto de energ a en reposo en escolares de la Ciudad de M xicoRESUMENI ntroducci n: existen diferentes Ecuaciones de predicci n para estimar el gasto de energ a en reposo en ni os; sin embargo, no hay consenso de cu l es la m s adecuada para usarse en poblaci n pedi trica : conocer la concordancia del gasto de energ a en reposo medido por calorimetr a indirecta con el estimado con diferentes ecua-ciones de predicci n en un grupo de escolares de la Ciudad de M y m todo: se realiz un estudio transversal en escolares de 6 a 12 a os de edad (n = 63). El gasto de energ a en reposo fue medido mediante calorimetr a indirecta, se us como referencia para conocer la exactitud de las Ecuaciones de predicci n de Schofield, de FAO/OMS, de Tverskaya y de Harris-Benedict.

2 Para conocer la concordancia entre las Ecuaciones y el gasto de energ a en reposo se estimaron coeficientes de correlaci n intraclase (r).Resultados: en esta poblaci n las cuatro Ecuaciones sobrestimaron el gasto de energ a en reposo; en promedio, las diferencias fueron de a kcal/d a. Las Ecuaciones que tuvieron la mayor concordancia con el gasto de energ a en reposo medido fueron las de Schofield y las de FAO/OMS (r = ), mientras que las de Tverskaya y de Harris-Benedict tuvieron la menor (r = ). La concordancia fue menor en los ni os m s peque os, especialmente con las Ecuaciones de Harris-Benedict (r = ) y Tverskaya (r = ).Conclusiones: aunque se requiere m s investigaci n sobre la convenien-cia de usar Ecuaciones de predicci n del gasto de energ a en reposo en poblaci n pedi trica de M xico, nuestros resultados muestran que las Ecuaciones de FAO/OMS o las de Schofield son las m s clave: gasto de energ a en reposo, calorimetr a indirecta, Estephanie Becerril-S nchez1 Margarita Flores -Reyes1 Norma Ramos-Ib ez2 Luis Ortiz-Hern ndez21 Asistente de investigaci n del Departamento de Atenci n a la Profesor(a) del Departamento de Atenci n a la Aut noma Metropolitana Unidad : Luis Ortiz-Hern ndez DAS-UAMC alzada del Hueso 1100CP 04960 M xico, : art culo debe citarse comoBecerril-S nchez ME, Flores -Reyes M, Ramos-Ib ez N, Ortiz-Hern ndez L.

3 Ecuaciones de predicci n del gasto de energ a en reposo en escolares de la Ciudad de M xico. Acta Pediatr Mex 2015;36 : 4 de noviembre del 2014 Aceptado: 14 de abril del 2015 ABSTRACTI ntroduction: There are different prediction equations for estimating resting energy expenditure (REE) in children. However, there is not consensus on which it is the most appropriate for use in Mexican pe-diatric to estimate resting energy expenditure in school children from Mexico City. A diagnostic accuracy studyActa Pedi trica de M xico148 Volumen 36, N m. 3, mayo-junio, 2015 INTRODUCCI NEl sobrepeso y la obesidad son problemas frecuentes en los escolares Esto evidencia la necesidad de adoptar medidas para prevenir y tratar la ganancia excesiva de peso en la poblaci n pedi trica de M xico. El balance energ tico de un individuo depende de su inges-ta y de su gasto energ tico; los desequilibrios en este balance pueden producir ganancia o p rdi-da de Para que se logre una mejora en el estado nutricional de los escolares es necesario que se establezcan acertadamente sus reque-rimientos o gasto de energ a, para no sobre- o subestimar sus necesidades y con ello asegurar que su nutrici n y crecimiento sean varios m todos para calcular el gasto energ tico de un individuo: calorimetr a directa e indirecta, el agua doblemente marcada, el mo-nitoreo de frecuencia cardiaca y las Ecuaciones predictivas.

4 Sin embargo, con excepci n de las ltimas, el costo de los equipos requeridos impide tener una estimaci n precisa de las ne-cesidades energ ticas. Adem s, en ocasiones, incluso los m todos m s econ micos ( ca-lorimetr a indirecta o monitoreo de frecuencia cardiaca) no son factibles de utilizar en la pr c-tica cl nica pues implican tiempo, compromiso y algunas incomodidades para los sujetos en evaluaci n. Por ello, una alternativa son las Ecuaciones predictivas cuyo uso es simple, sin costo e implica actividades m nimas tanto del personal de la salud como del , se utilizan varias Ecuaciones predictivas para calcular el gasto de energ a en reposo en ni os (Cuadro 1). Las primeras ecua-ciones de predicci n para calcular el gasto de energ a en reposo en poblaci n infantil fueron Objective: To know the correlation of REE measured by indirect calo-rimetry with different estimates from prediction equations in a group of school children from Mexico and method: A cross-sectional study with schoolchildren aged 6 to 12 years (n = 63) was carried out.

5 REE was measured by indirect calorimetry, which was used as reference to assess the accuracy of the prediction equations of Schofield, FAO/WHO, Tverskaya and Harris-Benedict. To assess the agreement between measured TEE and predic-tion equations, intra-class correlation coefficients (r) were : In the total population the four equations overestimated REE, average differences were from a kcal. The equations that had the highest agreement with the measured TEE were Schofield and FAO/WHO (r = ), whereas Tverskaya and Harris-Benedict had the lowest (r = ). Agreement was lower in younger children, especially with the equations of Harris-Benedict (r = ) and Tverskaya (r = ).Conclusions: Although it is required more research on the convenience of using prediction equations of TEE in the Mexican pediatric popula-tion, our results showed that the equations of FAO/WHO or Schofield are more words: resting energy expenditure, indirect calorimetry, nchez ME et al.

6 Ecuaciones de gasto de energ a en reposocreadas en 1985 por Schofield;3 stas consis-tieron en una serie de Ecuaciones lineales que predec an el gasto de energ a en reposo por sexo y grupo de edad, dentro de los que se inclu an los grupos de escolares (3 a 10 a os) y adolescentes (10 a 18 a os), a partir del peso (Schofield-P) o de la combinaci n de la estatura y el peso (Schofield-PE). La inexactitud de stas oscila entre 7 y 10%.4 En el mismo a o la Organizaci n de las Naciones Unidas para la Alimentaci n y la Agricultura con la Organizaci n Mundial de la salud (FAO/OMS)5 publicaron sus Ecuaciones para estimar el gasto de energ a en reposo a partir de la informaci n sobre sexo, edad y peso. Posteriormente, Tverskaya y sus colaboradores6 desarrollaron Ecuaciones predictivas incluyendo individuos con peso normal y con sobrepeso u uso de las Ecuaciones predictivas existentes est limitado por el hecho de que algunas de ellas6,7 fueron desarrolladas con individuos resi-dentes de pa ses industrializados, cuyo ambiente y caracter sticas f sicas ( estatura o grado de adiposidad) pueden diferir sustancialmente.

7 Con excepciones,6 las Ecuaciones predictivas fueron desarrolladas con muestras en las que predominaban los ni os de peso y estatura nor-males, por lo cual se desconoce si son aplicables a ni os con obesidad o desnutrici n cr nica. Actualmente persiste la controversia de cu l es la ecuaci n predictiva m s apropiada para calcular el gasto de energ a en reposo en ni os objetivo del presente estudio fue conocer la concordancia del gasto de energ a en reposo medido mediante calorimetr a indirecta con el gasto de energ a en reposo estimado con las diferentes Ecuaciones predictivas en un grupo de escolares de la Ciudad de M Y M TODOE studio transversal con 63 escolares de sexo indistinto cuyas edades oscilaron entre 6 y 12 Cuadro 1. Ecuaciones de predicci n del gasto de energ a en reposoAutorSexoEdad (a os)Ecuaci n de predicci + ( P) + ( E) - ( edad) + ( P) + ( E) - ( edad)aSchofield con peso3 Hombres3-10( P) + ( E) + ( P) + ( E) + ( P) + ( E) + ( P) + (465 E) + 200bSchofield con peso y estatura3 Hombres3-10( P) + b10-18( P) + bMujeres3-10( P) + b10-18( P) + P + 495 P + 651 P + 499 P + 746 bTverskaya6 Hombres6-18775 + ( MLG) - (37 edad) + ( MG) + (82 1)cMujeres6-18775 + ( MLG) - (37 edad) + ( MG) + (82 0)c P: peso (kg) (var a de kg); E: estatura (kg) (var a de a m); b P: peso (kg); E: estatura (cm); c MLG: masa libre de grasa (kg); MG: masa grasa (kg).

8 Acta Pedi trica de M xico150 Volumen 36, N m. 3, mayo-junio, 2015a os de edad y que estudiaban en una escuela primaria ubicada en la Delegaci n Coyoac n, Distrito Federal. Se incluyeron todos los ni os de los que se obtuvo el consentimiento informado y firmado por sus padres o tutores autorizando y sin ning n problema de salud. Se excluyeron los escolares cuyo resultado en la calorimetr a en reposo no fue satisfactorio debido a que su respiraci n no se mantuvo en los l mites ade-cuados o no fue detectada por el calor metro por m s de 5 minutos (n = 2).La calorimetr a indirecta es el m todo est ndar para la medici n del gasto de energ a en El gasto de energ a se estima a partir del consu-mo de ox geno (O2) y la producci n de bi xido de carbono (CO2). Siguiendo procedimientos estandarizados9,10 el VO2 y el VCO2 fueron me-didos con un equipo de calorimetr a indirecta marca Cardio Coach, calibrado una sola vez por la ma ana antes de las evaluaciones.

9 Los ni os fueron citados con ropa deportiva y tenis, sin haber ingerido alimentos por lo menos 3 horas antes de la evaluaci n. Cada ni o fue medido una s lo ocasi n por la ma ana. Antes de cada medici n los ni os permanec an sentados en re-poso por lo menos 20 minutos. La medici n del intercambio de gases se realiz por un periodo aproximado de 12 minutos, durante el cual los ni os estuvieron sentados, despiertos, sin realizar ning n movimiento que involucrara esfuerzo f sico, lo m s tranquilos posible, viendo una pel cula y respirando a trav s de la mascarilla. Las mediciones las realizaron dos pasantes de la licenciatura en nutrici n capacitadas en el manejo del equipo siguiendo protocolos estandarizados10 y las indicaciones del fabricante. Para garantizar la calidad de las mediciones la medici n de gases se termin cuando el coeficiente de variaci n fue menor a 10% durante un lapso de 5 El gasto de energ a en reposo se obtuvo utilizando los valores de VO2 y VCO2 medidos utilizando la ecuaci n abreviada de Weir:11 gasto de energ a en reposo = VO2 + VCO2El gasto de energ a en reposo fue estimado usando las Ecuaciones predictivas de Schofield (Schofield-peso y Schofield-peso/estatura),3 de la FAO/OMS5 y de Tverskaya6 (Cuadro 1).

10 A pesar de que fueron desarrolladas con poblaci n adul-ta, se decidi evaluar las Ecuaciones predictivas de Harris-Benedict7 porque son utilizadas con frecuencia en poblaci n pedi realizaron mediciones antropom tricas siguiendo los procedimientos descritos por Lohman y sus Antes de iniciar el trabajo de campo las observadoras fueron capacitadas de acuerdo con los procedimientos descritos por Para medir el peso se utiliz una b scula marca SECA, digital, port til, con precisi n de kg. La estatura fue medi-da con estad metro port til marca SECA con precisi n de cm. Los pliegues subcut neos fueron medidos con un plic metro Harpenden con precisi n de partir del peso y la estatura se calcul el ndice de masa corporal (IMC = peso/estatura2). Utili-zando las tablas de la Organizaci n Mundial de la Salud14 se estim la puntuaci n Z del ndice de masa corporal para edad.


Related search queries