Example: confidence

Gabilex Nº 2 - Gobierno de Castilla-La Mancha

Gabilex N 2. Junio 2015. COMENTARIO A LA LEY 3/2015, DE 30 DE MARZO, REGULADORA DEL EJERCICIO DEL ALTO CARGO Bel n L pez Donaire Letrada Coordinadora del Gabinete Jur dico de Castilla La Mancha Fecha de finalizaci n del trabajo: abril 2015 El 31 de marzo de 2015 se public en el BOE la Ley 3/2015, de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo. La ley se publica en un momento en el que la sociedad se ha visto salpicada de esc ndalos por corrupci n con la consecuente p rdida de confianza en los gobernantes, en las instituciones p blicas y en los pol ticos y que, por tanto, demanda una regeneraci n democr tica. La Ley pretende ser una de las medidas que den respuesta ante la demanda social de combatir la corrupci n, lo que ya de por s debe acogerse de forma positiva.

Gabilex. Nº 2 Junio 2015 . 5. El Presidente, el Vicepresidente y el resto de los miembros del Consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y de la …

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of Gabilex Nº 2 - Gobierno de Castilla-La Mancha

1 Gabilex N 2. Junio 2015. COMENTARIO A LA LEY 3/2015, DE 30 DE MARZO, REGULADORA DEL EJERCICIO DEL ALTO CARGO Bel n L pez Donaire Letrada Coordinadora del Gabinete Jur dico de Castilla La Mancha Fecha de finalizaci n del trabajo: abril 2015 El 31 de marzo de 2015 se public en el BOE la Ley 3/2015, de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo. La ley se publica en un momento en el que la sociedad se ha visto salpicada de esc ndalos por corrupci n con la consecuente p rdida de confianza en los gobernantes, en las instituciones p blicas y en los pol ticos y que, por tanto, demanda una regeneraci n democr tica. La Ley pretende ser una de las medidas que den respuesta ante la demanda social de combatir la corrupci n, lo que ya de por s debe acogerse de forma positiva.

2 No obstante, la norma nicamente se extiende al mbito de los altos cargos de la Administraci n del Estado y sector p blico estatal, de manera que ser la voluntad de cada Comunidad Aut noma respecto de sus respectivos altos cargos la que decida si sigue el mismo camino que el emprendido por el legislador estatal. El texto que cuenta con veintiocho art culos distribuidos en cuatro cap tulos, establece un r gimen integral de obligaciones y cautelas que se inician con anterioridad al nombramiento del alto cargo por el Consejo de Ministros, y que se extienden hasta los dos a os siguientes en los que la situaci n patrimonial y profesional de estos se sigue sometiendo a la fiscalizaci n por parte de la Oficina de Conflictos de Intereses.

3 En el presente trabajo nos centraremos en las novedades que a nuestro juicio son m s interesantes. 195. Gabilex N 2. Junio 2015. Seg n se establece en su pre mbulo Esta norma tiene como objetivo incluir en una nica norma las disposiciones relativas al nombramiento de los altos cargos, introduciendo nuevos mecanismos que garanticen la idoneidad del candidato, que permitan un an lisis previo de la posible existencia de conflictos de intereses y que aseguren el control del rgano que tiene asignadas las competencias en materia de incompatibilidades . En el art culo se regula el concepto de alto cargo, teniendo tal car cter a los efectos de la Ley los siguientes: 1. Los miembros del Gobierno y los Secretarios de Estado. 2. Los Subsecretarios y asimilados; los Secretarios Generales; los Delegados del Gobierno en las Comunidades Aut nomas y en Ceuta y Melilla; los Delegados del Gobierno en entidades de Derecho P blico; y los jefes de misi n diplom tica permanente, as como los jefes de representaci n permanente ante organizaciones internacionales.

4 3. Los Secretarios Generales T cnicos, Directores Generales de la Administraci n General del Estado y asimilados. 4. Los Presidentes, los Vicepresidentes, los Directores Generales, los Directores ejecutivos y asimilados en entidades del sector p blico estatal, administrativo, fundacional o empresarial, vinculadas o dependientes de la Administraci n General del Estado que tengan la condici n de m ximos responsables y cuyo nombramiento se efect e por decisi n del Consejo de Ministros o por sus propios rganos de Gobierno y, en todo caso, los Presidentes y Directores con rango de Director General de las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social; los Presidentes y Directores de las Agencias Estatales, los Presidentes y Directores de las Autoridades Portuarias y el Presidente y el Secretario General del Consejo Econ mico y Social.

5 196 Gabilex N 2. Junio 2015. 5. El Presidente, el Vicepresidente y el resto de los miembros del Consejo de la Comisi n Nacional de los Mercados y de la Competencia, el Presidente del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno , el Presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, el Presidente, Vicepresidente y los Vocales del Consejo de la Comisi n Nacional del Mercado de Valores, el Presidente, los Consejeros y el Secretario General del Consejo de Seguridad Nuclear, as como el Presidente y los miembros de los rganos rectores de cualquier otro organismo regulador o de supervisi n. 6. Los Directores, Directores ejecutivos, Secretarios Generales o equivalentes de los organismos reguladores y de supervisi n. 7. Los titulares de cualquier otro puesto de trabajo en el sector p blico estatal, cualquiera que sea su denominaci n, cuyo nombramiento se efect e por el Consejo de Ministros, con excepci n de aquellos que tengan la consideraci n de Subdirectores Generales y asimilados.

6 Por contra, no tendr la consideraci n de alto cargo quien sea nombrado por el Consejo de Ministros para el ejercicio temporal de alguna funci n o representaci n p blica y no tenga en ese momento la condici n de alto cargo. Los altos cargos del sector p blico estatal que no est n incluidos en el mbito de aplicaci n de la presente ley se regir n por su normativa espec fica, teniendo sta ley car cter supletorio para los mismos. A la vista de lo anterior, observamos c mo su mbito de aplicaci n es amplio pues se extiende tambi n a cargos del sector p blico empresarial. A nuestro juicio, esto supone un acierto del legislador para reprimir los casos en los que podr a darse un mayor riesgo de abuso del cargo. 197. Gabilex N 2. Junio 2015.

7 Es aplicable la presente Ley a los supuestos previstos expresamente en la Ley de Bases de R gimen Local, cuando reenv a en algunos casos a la regulaci n de la Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulaci n de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administraci n General del Estado ahora derogada por la ley 372015, objeto de nuestro comentario, todo ello en base a la disposici n adicional segunda Las remisiones a la Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulaci n de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administraci n General del Estado contenidas en otras normas se entender n referidas a la presente ley . El art culo 2 de la Ley regula el nombramiento.

8 Se establece como requisito previo al nombramiento de los altos cargos que stos demuestren su idoneidad, consider ndolo un requisito comprobable y documentado al que pueden tener acceso los ciudadanos. El candidato, antes de ser nombrado por el Consejo de Ministros, deber demostrar, por un lado, su honorabilidad (que no haya sido condenado por sentencia firme o inhabilitado para cargo p blico o por la regulaci n concursal o expedientados por infracci n muy grave) y por otro, su formaci n y experiencia t cnica para el desempe o del cargo de que se trate. El Gobierno con esta Ley pretende contar con los mejores profesionales para los puestos clave, para lo que exige no s lo m ritos profesionales adecuados a sus funciones, sino especialmente la m s absoluta irreprochabilidad en su conducta actual y pasada.

9 Prueba de ello es que art culo dispone que: El curr culum v tae de los altos cargos se publicar , tras su nombramiento, en el portal web del rgano, organismo o entidad en el que preste sus servicios . A lo largo del articulado podemos apreciar c mo la ley se remite varias veces a la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la informaci n p blica y buen Gobierno , en concreto, en el art culo 3 cuando alude a que el alto cargo en su ejercicio queda sometido a la observancia (adem s de a las disposiciones de buen Gobierno recogidas en la Ley 19/2013, de 9 de diciembre) a los principios de inter s general, integridad, objetividad, transparencia y 198 Gabilex N 2. Junio 2015. responsabilidad y por ltimo al de austeridad y en el art culo 4 cuando se refiere a que la retribuci n de los altos cargos ser p blica.

10 En lo relativo al r gimen retributivo y de protecci n social, los art culos 4 y 5 recogen una materia regulada de forma dispersa en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, la normativa de Seguridad Social y de clases pasivas. La norma prev una compensaci n por cese en el cargo (art culo 6) durante un per odo m ximo de dos a os. En el art culo 8, se delimita el uso de los gastos de representaci n, y se prev expresamente que sus l mites no podr n ser ampliados, as como el uso de medios de pago sobre los que es m s dif cil ejercer un control. Se imponen limitaciones en cuanto a la utilizaci n de veh culos oficiales, gastos de representaci n y atenci n protocolarias. No obstante, deja para desarrollo reglamentario los criterios de utilizaci n pata veh culos oficiales.


Related search queries