Example: marketing

La COMUNICACIÓN EN EL MATRIMONIO - …

1 La COMUNICACI N en el MATRIMONIO LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACI N en el MATRIMONIO . A. La verdadera intimidad en un MATRIMONIO , depende de una buena comunicaci n entre el esposo y la esposa. B. Cuando el esposo y la esposa no se comunican, se alejan cada vez m s. 1. No es inusual que personas que tienen problemas matrimoniales digan: Yo no conozco a la persona con la que estoy casada. No es la persona con la que me cas . 2. Todos vivimos en un constante cambio, si no nos unimos mas, entonces nos alejamos cada vez mas. C. Una comunicaci n pobre, eventualmente afecta todas las reas de nuestra relaci n matrimonial. 1. La habilidad de resolver los problemas que surgen. 2. La habilidad de trabajar juntos como un equipo. 3. Con el tiempo, una pobre comunicaci n afectar la relaci n sexual. D. Cuando la comunicaci n entre la esposa y el esposo, es pobre o nula, el MATRIMONIO es vulnerable a otros.

1 La COMUNICACIÓN EN EL MATRIMONIO LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN EL MATRIMONIO. A. La verdadera intimidad en

Tags:

  En el

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of La COMUNICACIÓN EN EL MATRIMONIO - …

1 1 La COMUNICACI N en el MATRIMONIO LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACI N en el MATRIMONIO . A. La verdadera intimidad en un MATRIMONIO , depende de una buena comunicaci n entre el esposo y la esposa. B. Cuando el esposo y la esposa no se comunican, se alejan cada vez m s. 1. No es inusual que personas que tienen problemas matrimoniales digan: Yo no conozco a la persona con la que estoy casada. No es la persona con la que me cas . 2. Todos vivimos en un constante cambio, si no nos unimos mas, entonces nos alejamos cada vez mas. C. Una comunicaci n pobre, eventualmente afecta todas las reas de nuestra relaci n matrimonial. 1. La habilidad de resolver los problemas que surgen. 2. La habilidad de trabajar juntos como un equipo. 3. Con el tiempo, una pobre comunicaci n afectar la relaci n sexual. D. Cuando la comunicaci n entre la esposa y el esposo, es pobre o nula, el MATRIMONIO es vulnerable a otros.

2 E. El problema de comunicaci n en el hogar, es el m s com n en el MATRIMONIO . Es el problema mas atendido por los consejeros, que ning n otro. 1. El fracaso de la comunicaci n es la causa primordial de divorcio en 2. El norteamericano com n, pasa 4 minutos (promedio) del d a hablando con su esposa. NOS COMUNICAMOS DE DIFERENTES MANERAS, UNA DE ELLAS ES CON PALABRAS. A. Nuestras palabras tienen el poder de dar vida o 1. Pr. 18:21 La muerte y la vida est n en poder de la lengua. Y el que la ama comer de sus frutos. 2 a. Las palabras tienen el poder de sanar, bendecir, consolar y animar. Pr. 12:18 Hay hombres cuyas palabras son como golpe de espada; mas la lengua de los sabios es medicina. b. Las palabras tienen poder para destruir, herir, romper el coraz n de los dem s. 2. Para ver d as buenos, necesitamos tener en cuenta nuestras palabras. 1 . Pedro 3:10 Porque; el que quiere amar la vida y ver d as buenos.

3 Refrene su lengua del mal, y sus labios no hablen enga o. B. Nuestras palabras revelan nuestro car cter. 1. Nuestras palabras tienen una forma de mostrar que clase de personas realmente somos. Jes s dijo: De la abundancia del coraz n habla la Nada revela mas nuestro car cter que lo que procede de nuestra boca. 2. Si somos una persona irritable, amarga spera, ser demostrado a trav s de nuestras palabras. Si somos una persona feliz, amorosa, esto tambi n se reflejar en nuestras palabras. a. La comunicaci n se rompe en un MATRIMONIO a ra z del enojo y la amargura. (1) Ef. 4:25, 29 -31 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su pr jimo; porque somos miembros los unos de los Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificaci n a fin de dar gracia a los oyentes. Y no contrist is al Esp ritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el d a de la redenci n.

4 Qu tense de vosotros toda amargura, enojo, ira, griter a y maledicencia, y toda malicia. (2) Si queremos tener una buena comunicaci n en el MATRIMONIO , necesitamos evitar conversaciones no saludables y cuidar nuestro coraz n. (3) Ef. 4:26 3 Airaos, pero no pequ is, no se ponga el sol sobre vuestro enojo. Pr. 15:1 La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra spera hace subir el furor. b. No podemos resolver los problemas de comunicaci n en el hogar sin considerar nuestro coraz n que es la fuente de nuestras palabras. 3. Salom n escribi en Proverbios 10: 32 Los labios del justo saben hablar lo que agrada; Mas la boca de los imp os habla perversidades. 4. Somos responsables de nuestras palabras y un d a seremos juzgados por lo que procedi de nuestra boca. 5. El esposo y la esposa que encuentran nueva vida en Cristo, descubrir n que ellos tambi n tendr n un nuevo poder para controlar sus palabras y su comunicaci n ser enriquecida.

5 C. Nuestras palabras son directivas para nuestra vida. 1. Stg. 3: 2-4 Porque todos ofrendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, ste es var n perfecto, capaz de refrenar todo el cuerpo. He aqu nosotros ponemos freno a la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos as todo el cuerpo. Mirad tambi n las naves; aunque tan grandes, y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un peque o tim n por donde el que las gobierna quiere. 2. Si podemos controlar nuestra forma de hablar, entonces podemos controlar toda nuestra vida. Stg. 3:2 Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofenda en palabra, ste es var n perfecto, capaz tambi n de refrenar todo el cuerpo. E. Algunos mitos con respecto a la Comunicaci n. 1. Primer mito: Si mi c nyuge realmente me ama, entender como me siento y sabr cu les son mis necesidades. a. Si creemos este mito, debemos concluir que si no somos entendidos es porque nuestro c nyuge no nos ama.

6 4 Esto no es verdad. b. Nadie cree realmente que su c nyuge es un vidente, o tiene tan tremendo don de discernimiento espiritual, que puede saber todo lo que piensa el otro. c. Nunca vamos a saber realmente los sue os, expectativas, temores y anhelos de nuestro c nyuge, a menos que puedan ser comunicados. 2. Segundo mito: Se da por sentado que, si la persona que habla, hace una declaraci n clara e inteligente, esto har que la persona que escucha sepa exactamente lo que quiso decir. a. La comunicaci n implica mas que simplemente transmitir un mensaje. Requiere que el mismo sea entendido por el que lo escucha. Uno puede hacer declaraciones claras. Es mas, uno puede gritar a la otra persona, y a n as haber poca comunicaci n. b. Jes s, en San Juan 16:12, reconoci un importante principio de la comunicaci n, cuando le dijo a sus disc pulos: A n tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las pod is sobrellevar.

7 C. Uno puede hablar con su c nyuge acerca de alg n tema que el mismo no tiene la habilidad de entender. Esto requiere el respeto del que escucha lo que el c nyuge dice y el intento de tratar de entender. d. Los padres que est n educando hijos, generalmente esperan que los mismos entiendan lo que significa ser padre, pero los ni os no tienen esta habilidad. Alg n d a tendr n la habilidad de entender, el d a que ellos se paren en los zapatos de padre, pero ya no como hijos. e. Lo que a nosotros nos parece muy claro. Puede ser como caminar en la niebla para el que escucha. 3. Tercer mito: el hablar constantemente es evidencia de una buena comunicaci n. Esto no es verdad. La persona que constantemente est hablando, generalmente no es escuchada por la otra persona. a. A considerar: La oraci n del Se or tiene solamente 71 palabras. b. La Biblia nos ense a en Proverbios 17:27 El que ahorra sus palabras tiene sabidur c.

8 Pr. 10:19 5 En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente. d. Es importante poner el cerebro en funcionamiento, antes de poner la lengua en movimiento. No es necesario dejar que todo lo que pensamos salga de nuestra boca. e. Pr. 29:20 Has visto hombre ligero en sus palabras? Mas esperanza hay del necio que de l. F. La buena comunicaci n involucra sabidur a, elegir el mejor tiempo para hablar. Buscar las mejores palabras, y compartirlas con el buen esp ritu. 1. Pr. 15:23 El hombre se alegra con la respuesta de su boca; y la palabra a su tiempo, cu n buena es! 2. Pr. 25:11 Manzana de oro con figuras de plata es la palabra dicha como conviene. G. Para que nuestras palabras tengan sentido, necesitan ser afirmadas por nuestra vida. Nuestra vida habla tan fuerte, que las personas no pueden escuchar lo que decimos. H. Nuestras palabras comunican un mensaje a trav s de nuestro tono de voz.

9 El 38% de la comunicaci n est dada por nuestro tono de voz. Es importante, no solamente lo que decimos, sino la forma en que lo decimos. EL IMPONENTE PODER DE UN BUEN OIDO (LA MITAD DE LA COMUNICACI N ES NUESTRA HABILIDAD DE ESCUCHAR) A. La mayor causa del fracaso de la comunicaci n es ser un mal oidor. 1. Un soci logo, nos informa que en Norteam rica la principal raz n de los fracasos matrimoniales es el no saber escuchar. 2. Stgo. 1: 19 - 21 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para o r, tardo para hablar, tardo para airarse:.. Una vez alguien dijo: La raz n por la que Dios nos dio dos orejas y una lengua, es porque necesitamos escuchar mas que lo que hablamos. 6 3. Pr. 18: 19 Al que responde palabra antes de o r, le es fatuidad y oprobio. 4. Tal vez no podemos mejorar el escuchar, pero toda persona puede perfeccionar su habilidad de o r. Podemos aprender a o r tambi n a trav s de nuestros ojos.

10 No solamente escuchando las palabras, sino tambi n observando las expresiones faciales el lenguaje del cuerpo, etc. 5. Los soci logos expertos dicen que en la comunicaci n familiar, el rea de mayor necesidad es la del o r. a. Se refieren a esto como una falta de atenci n. b. No es solamente un factor en el hogar, sino tambi n en nuestra relaci n con Dios. El nos habla, pero muy a menudo somos muy malos oidores. (1) La Biblia habla acerca de personas que con o dos oyen (Mt. 13:15). (2) Apoc. 3:6 El que tiene o do, oiga lo que el Esp ritu dice a las iglesias. c. Estados Unidos de Norteam rica, es una naci n de oidores indiferentes. Tal vez Argentina sea mucho mejor. d. El presidente de los Estados Unidos de Norteam rica, Franklin D. Roosevelt, se cans de tener siempre una gran sonrisa en su cara y de decir siempre las mismas cosas en las recepciones de la Casa Blanca. As que un d a decidi averiguar si alguien prestaba atenci n a las cosas que l dec a.


Related search queries