Example: tourism industry

La Deontología Jurídica - Miguel Carbonell

1. La Deontolog a Jur dica. Maestra Marta Silvia Moreno Luce. *. SUMARIO: Introducci n. 1. tica y Moral. 2. Deontolog a. 3. Concepto de profesi n. a Jur dica ( Los deberes espec ficos). 5. Deontolog a de la investigaci n. 6. Deontolog a del Maestro. En este art culo se presenta un panorama general de los conceptos de tica, moral, tica profesional y deontolog a jur dica, clarific ndolos y distingui ndolos. Se enfoca hacia la Deontolog a Jur dica, que es la base fundamental para la pr ctica de la profesi n de abogado en todas sus modalidades. Nadie que ostente el t tulo de Licenciado en Derecho debe ignorar los deberes espec ficos del ejercicio profesional, como juez, notario, litigante, agente del ministerio p blico, funcionario, investigador o docente. Introducci n. Las modas suelen formar parte de la vida acad mica, as , la tica Profesional es tema obligado en la mayor a de los eventos acad micos como ciclos de Conferencias, Diplomados, presentaciones de libros y Congresos, entre otros.

1 La Deontología Jurídica. Maestra Marta Silvia Moreno Luce. * SUMARIO: Introducción.1. Ética y Moral. 2. Deontología. 3. Concepto de profesión. 4.Deontología ...

Tags:

  Clue

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of La Deontología Jurídica - Miguel Carbonell

1 1. La Deontolog a Jur dica. Maestra Marta Silvia Moreno Luce. *. SUMARIO: Introducci n. 1. tica y Moral. 2. Deontolog a. 3. Concepto de profesi n. a Jur dica ( Los deberes espec ficos). 5. Deontolog a de la investigaci n. 6. Deontolog a del Maestro. En este art culo se presenta un panorama general de los conceptos de tica, moral, tica profesional y deontolog a jur dica, clarific ndolos y distingui ndolos. Se enfoca hacia la Deontolog a Jur dica, que es la base fundamental para la pr ctica de la profesi n de abogado en todas sus modalidades. Nadie que ostente el t tulo de Licenciado en Derecho debe ignorar los deberes espec ficos del ejercicio profesional, como juez, notario, litigante, agente del ministerio p blico, funcionario, investigador o docente. Introducci n. Las modas suelen formar parte de la vida acad mica, as , la tica Profesional es tema obligado en la mayor a de los eventos acad micos como ciclos de Conferencias, Diplomados, presentaciones de libros y Congresos, entre otros.

2 Por lo que consideramos pertinente hacer algunas acotaciones y precisar ideas respecto a los t rminos tica, Moral y Deontolog a, porque suelen aparecer no muy claros en algunos de los autores que abordan estos temas, siendo considerados en muchas ocasiones como sin nimos, no obstante que desde el punto de vista de la filosof a, cada una tiene una connotaci n espec fica. 1. tica y Moral. La tica es una disciplina que forma parte de la filosof a y tiene como una de sus tareas la reflexi n sobre la particularidad del ser humano de autolimitarse, a pesar de la libertad absoluta de decisi n para actuar de acuerdo a lo que nuestra propia conciencia nos indica, dando origen a la moral. La tica estudia los actos humanos libres, voluntarios e imputables al hombre, trata de aclarar ante todo que es la moral, tambi n se propone saber para que se produce el acto moral. La tica a diferencia de la moral, tiene que ocuparse de lo moral en su especificidad, sin limitarse a una moral determinada, tiene que dar una raz n del porqu de la moral.

3 *. Investigadora de Tiempo Completo del Instituto de Investigaciones Jur dicas, Universidad Veracruzana. 2. Como reflexi n filos fica se ve obligada a justificar te ricamente por qu hay moral y debe haberla, o bien confesar que no hay raz n alguna para que la haya 1. La moral es el conjunto de normas creadas por el hombre como el medio para la realizaci n del bien. El sentido moral existe en todo hombre normal, incluso en el delincuente, pertenece, como la capacidad para la l gica y la matem tica, a la esencia misma del ser humano. Pues en ltima instancia no es sino una forma especial del pensar, si por pensar entendemos la captaci n conciente de significaciones y conexiones significativas 2. La intenci n de diferenciar la moral de la tica no es por razones etimol gicas, ni por el uso indiferenciado de ambos t rminos, sino por imperativos l gicos, es decir, porque configuran dos niveles distintos de pensamiento, uno, la moral, es parte de la conducta humana y la otra es la disciplina que reflexiona sobre esa conducta.

4 En el lenguaje com n, el uso de esos vocablos es indistinto, se utilizan inclusive como sin nimos ya que etimol gicamente provienen de palabras con el mismo significado, en lat n mor mores que significa costumbre y en griego Ethos, tambi n significa costumbre. Arist teles, el creador de la disciplina y de la palabra tica, no conoc a, por supuesto, la palabra moral, por esa raz n hablaba de tica indistintamente para referirse a la conducta humana en relaci n con el bien y a la ciencia que la estudiaba, pero actualmente, desde un punto de vista riguroso, debemos distinguirlos conceptualmente, una es la moral que consiste en la conducta humana en relaci n con el bien y otra la tica o filosof a moral. De acuerdo con Adela Cortina, Investigar el fundamento de la moral, es la tarea de la tica, que debe cubrir las siguientes etapas: 1. Determinar si lo moral es una dimensi n humana irreductible a las restantes por poseer caracteres espec ficos.

5 2. Elaborar las categor as necesarias para concebir semejantes caracter sticas. 3. Hacer inteligibles estas caracter sticas proponiendo la raz n de que las haya. El cumplimiento de esta tarea tiene por resultado la respuesta a la pregunta es razonable que haya moral? 3 Si la respuesta es afirmativa en el plano individual, entonces cabe tambi n formular la pregunta por la moral profesional, es decir, la de aquellas personas que realizan una funci n espec fica dentro de 1. Adela Cortina, tica M nima, Ed. Tecnos, Madrid, 1989, 30-31. 2. Hans Driesch, El hombre y el mundo, Centro de Estudios Filos ficos UNAM, M xico, 1971, p. 99. 3. Adela Cortina ,op. Cit. p. 36. 3. la sociedad que tiene como finalidad el bien de todos como lo es la justicia, la salud, la vivienda, etc. 2. Deontolog a. La Deontolog a es el estudio de los deberes, referidos principalmente a la actividad profesional, por lo que existe la Deontolog a del M dico, del ingeniero, del abogado.

6 En este caso nos concretaremos a mencionar algunos puntos sobre la deontolog a jur dica, en virtud de que la moral profesional es una aplicaci n de la Moral general a la profesi n, o dicho mas correctamente, al profesional. De acuerdo al fil sofo espa ol Antonio Peinador. No han de ser ni pueden ser distintos los principios que rijan la vida moral del profesional en cuanto tal, de los que han de regir la vida de cualquier mortal, puesto que la Moral, como la Verdad, no puede ser mas que una 4. 3. Concepto de profesi n. Consideramos oportuno, antes de entrar al tema de la deontolog a jur dica, mencionar algunas definiciones de profesi n como la del Doctor Aquiles Mel ndez, quien afirma que la Profesi n es una capacidad cualificada, requerida por el bien com n, con peculiares posibilidades econ mico-sociales. Analizado el propio autor su definici n sostiene que: A) Capacidad. No implica propiamente la actividad, sino el conocimiento, as.

7 Por ejemplo, el profesionista puede estar jubilado o sin trabajo, sin perder en nada su car cter 5 B) Cualificada. Significa que se tiene una preparaci n cient fica y human stica producto de estudios universitarios. C) Requerida por el bien com n. La profesi n sirve para la realizaci n del bien com n, que consiste en las m nimas condiciones de bienestar o perfecci n, individual y colectivo. D) Con peculiares posibilidades. En el desarrollo y evoluci n del mundo contempor neo, la principal fuerza propulsora es la actividad y organizaci n profesional. El impulso caracter stico del g nero humano exacerbado angustiosamente por nuestras generaciones, cuenta como la nica seria posibilidad de realizarse y tonificarse naturalmente con la intervenci n decidida y definitiva de los 4. Antonio Peinador, Moral Profesional, Biblioteca de autores cristianos, Madrid, 1962, p. 4. 5. Aquiles Mel ndez, Etica Profesional, Herrero Hermanos, Sucs.

8 , Editores, 1965, p. 20. 4. profesionistas en todos los ordenes de la vida institucional 6 E) Econ mico-Sociales. El profesionista se beneficia e influye en los dos rdenes. Para el pensador cristiano Antonio Peinador, la profesi n es una ocupaci n del hombre con un fin concreto defini ndola como la aplicaci n ordenada y racional de parte de la actividad del hombre al conseguimiento de cualquiera de los fines inmediatos y fundamentales de la vida humana 7. La profesi n representa un servicio para los dem s, consiste en el empleo de las propias facultades, de las aptitudes cong nitas o adquiridas en provecho del pr jimo. La profesi n sirve al individuo y al mismo tiempo beneficia a la sociedad. El concepto de profesi n nos conduce al de profesional, consider ndose como la exigencia de la profesi n en el orden de las realidades humanas y jur dicas. En este sentido hablamos de derechos y deberes profesionales, de actitudes profesionales, de relaciones, en una palabra, de vida profesional, lo profesional es el hombre ejerciendo una profesi n.

9 8. La moral profesional implica hablar de los deberes profesionales los cuales podemos dividir en deberes generales de toda profesi n y los deberes particulares o espec ficos de cada actividad profesional, asimismo podemos clasificarlos tambi n en deberes impuestos por la ciencia y deberes impuestos por la conciencia. El profesionista tiene dos clases de deberes, los de su cualidad como ser humano y los propios de su actividad profesional, por lo que se encuentra doblemente comprometido con el bien, siendo com n, encontrar personas que son escrupulosos en el cumplimiento de sus deberes religiosos y familiares y al mismo tiempo son totalmente negativos en lo relativo a su profesi n. La profesi n no debe ser un rea neutra para la conciencia, por el contrario la potencializa e intensifica. 4. Deontolog a Jur dica (Los deberes espec ficos). La deontolog a jur dica (deberes morales del abogado), considera como la principal obligaci n moral del jurista, en cualquiera de sus facetas, tener el conocimiento y la capacidad para ejercerla, para ello es indispensable tener un buen conocimiento de la ley, 6.

10 Ibidem, p. 21. 7. Antonio Peinador, Op. Cit. P. 6. 8. Rafael G mez P rez, Deontolog a Jur dica, Colecci n Jur dica, Ediciones Universidad de Navarra, Pamplona, 1991, p. 114. 5. de la jurisprudencia y de la pr ctica de los tribunales 9 a lo cual a adir amos, el deber de actualizarse constantemente en los aspectos doctrinales. En cuanto a los deberes espec ficos del abogado var an de acuerdo a la actividad que se realiza, por ejemplo una de las mas importantes es la funci n de juzgar, a pesar del tiempo y de los avances te ricos que han acontecido en la ciencia del derecho, sigue funcionando de forma primitiva. Es verdad, que la vida social en si misma es conflictiva, cada vez mas violenta, con manifestaciones de poder en todos los mbitos, en los que cada quien pretende obtener el mayor beneficio para sus fines l citos o il citos. En un ambiente de esa naturaleza, es mas complicado definir cuales son los deberes de los que ejercen la profesi n de abogado, en un mundo que clama por la realizaci n de la justicia.


Related search queries