Example: confidence

La poesía de Gerardo dieGo - …

Jos Luis BernaL saLGadoLa poes a deGerardo die Go[estudio bibliogr fico]3Bi BLioGraf as Contempor neasFundaci n Gerardo die GoC e n t r o d e do C u m e n t aC i n d eL a po e s a es p a oL a d eL si G Lo X X ndiCeintroduCCi n .. 11 NotA A LA EDIcI N .. 15 EStuDI o BIBLIoGr fIco .. 19 El romancero de la novia .. 21 Imagen .. 25 Soria. Galer a de estampas y efusiones .. 30 Manual de espumas .. 32 Versos humanos .. 36 Viacrucis .. 41 F bula de Equis y Zeda .. 43 Poemas adrede.

José Luis BernaL saLGado La poesía de Gerardo dieGo [estudio bibliográfico] 3 BiBLioGrafías Contemporáneas Fundación Gerardo dieGo C e n t ro d e d o C u m e n ta C i ó n d e

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of La poesía de Gerardo dieGo - …

1 Jos Luis BernaL saLGadoLa poes a deGerardo die Go[estudio bibliogr fico]3Bi BLioGraf as Contempor neasFundaci n Gerardo die GoC e n t r o d e do C u m e n t aC i n d eL a po e s a es p a oL a d eL si G Lo X X ndiCeintroduCCi n .. 11 NotA A LA EDIcI N .. 15 EStuDI o BIBLIoGr fIco .. 19 El romancero de la novia .. 21 Imagen .. 25 Soria. Galer a de estampas y efusiones .. 30 Manual de espumas .. 32 Versos humanos .. 36 Viacrucis .. 41 F bula de Equis y Zeda .. 43 Poemas adrede.

2 46 ngeles de Compostela .. 49 Alondra de verdad .. 53 Primera antolog a de sus versos (1918-1940) .. 57 Romances (1918-1941) .. 59 Iniciales .. 61 La sorpresa. Cancionero de Sentaraille .. 63 Nueva cantiga de Santa Mar a de la Arrixaca .. 65 Poemas (Antolog a) .. 66 Soria .. 67 Hasta siempre .. 73 La luna en el desierto y otros poemas .. 77 Limbo .. 79 Visitaci n de Gabriel Mir .. 83 Dos poemas (Versos divinos) .. 84 Biograf a incompleta .. 85 Segundo sue o. Homenaje a Sor Juana In s de la Cruz.

3 93 Variaci n .. 95 Amazona .. 97 gloga de Antonio Bienvenida .. 99 Paisaje con figuras .. 101 Amor solo .. 105 Antolog a. Primer cuaderno (1918-1940) .. 106 Evasi n .. 107 Canciones a Violante .. 112 T ntalo. Versiones po ticas .. 114 Glosa a Villamediana .. 117 La rama .. 119 Mi Santander, mi cuna, mi palabra .. 123 Sonetos a Violante .. 129 La suerte o la muerte. Poema del toreo .. 132 Nocturnos de Chopin. Par frasis rom nticas .. 138 El cerezo y la palmera. Retablo esc nico en forma de tr ptico.

4 142 El J ndalo (Sevilla y C diz) .. 144 Gedichte. Versos .. 148 Poes a amorosa .. 149 El Cordob s dilucidado y Vuelta del peregrino .. 150 Odas morales .. 154 Variaci n 2 .. 156 Preludio, Aria y Coda a Gabriel Faur .. 158 Segunda antolog a de sus versos (1941-1967) .. 160 Antolog a po tica (1918-1969) .. 162 Clausura e volo. Liriche .. 164 La fundaci n del querer .. 166 Tres poemas de la Magdalena .. 167 Versos escogidos .. 169 Versos divinos .. 171 Cementerio civil .. 176 Palma de mano abierta (Antolog a).

5 179 Poes a de creaci n .. 180 Carmen jubilar .. 182 Poemas mayores (Antolog a) .. 186 Poemas menores (Antolog a) .. 188 Cometa errante .. 190 Gerardo dieGo para ni os .. 193 Poes a .. 194aneXo: antolog as .. 203im Genes .. 209 NDIcES .. 229 ndice de poemas .. 231 ndice de t tulos .. 243 ndice onom stico .. 247 ndice de publicaciones peri dicas .. 25511introduCCi n1 francisco Javier D ez de revenga ha destacado esta faceta junto a la de sus compa eros del Veintisiete en su excelente trabajo Las traducciones del 27.

6 Estudio y antolog a, sevilla, fundaci n Jos manuel Lara (col. Vandalia, 30), nmi obra creo yo que es dif cil de juzgar, pero m s que por otra cosa por (tengo yo en gran parte la culpa) dificultad de reunirla, por haberse publicado en librucos, libritos, libros y librotes de todos los tama os imaginables, en todas las ediciones, siempre procurando no procurando, sino consiguiendo, sin procurarlo, claro est el que fuesen los editores m s quebradizos y m s miste-riosos la mayor parte de los que editaron mis libros. de este modo han resulta-do ya un poco m ticos ciertos libros m os que casi nadie ha visto y, realmente, har a falta tenerlos todos presentes, juntos, para poder juzgar mi obra po dieGo , El autor enjuicia su obra , presente estudio de la obra po tica de Gerardo dieGo pretende ofrecer al lector un asidero til en su viaje por el complejo proceso de escritura y de publicaci n de sus libros de poes a, de variada naturaleza y significado, al servicio de la irreductible polimus a del poeta.

7 A lo largo de m s de sesenta a os de nupcias con la poes a. el singular y a veces desconcertante crecimiento editorial de esta obra po tica obedece a m ltiples impulsos y circunstancias, que nos de-paran retrasos editoriales sorprendentes; libros r os, que, como Guadianas, aflo-ran en distintos momentos de la larga vida del poeta, fidel simos a convicciones po ticas tempranas; recopilaciones antol gicas engastadas en temas dominantes en su vida o en motivos cosmovisionarios permanentes, o recopilaciones simple y libremente antol gicas; o bien poemarios rabiosamente unitarios, obedientes sin concesiones a una manera concreta de entender la poes a, es decir, ligados a uno de los dos niveles de su laboratorio po tico, Bodega y azotea , cuando no a medio camino entre ambos, en una clara muestra de libertad creativa sin pre-juicios ni complejos.

8 Estamos, pues, ante una obra varia y m ltiple, en la que no faltan las traducciones, a las que nuestro poeta dedic un libro entero, T ntalo. Versiones po ticas (1959), cuyos textos no ser an incluidos en su poes a completa,1 12introduCCi nlas variaciones sobre un mismo texto; o el poema en prosa; obra varia y m ltiple, en fin, cuya trabaz n alcanza conexiones insospechadas que hemos tratado de poner de manifiesto en nuestro estudio libro a libro de la obra po tica dieguina, a fin de ofrecer la necesaria visi n poli drica y m ltiple del poeta, su vera efigies.

9 En suma, ofrecemos un mapa completo que permite al lector trazar itinerarios descartados por el propio poeta en la ordenaci n ltima de su poes a destinada a las Obras completas, poes a que, aunque no lleg a ver publicada en vida, s dej lista para la realidad, la Poes a casi completa de dieGo ver a la luz finalmente en la editorial aguilar, gracias a los desvelos e inter s de Jaime salinas, en lugar de en plaza y Jan s, como estaba previsto. Conviene recordar que la poes a completa del santanderino fue la ltima que vio la luz de entre los poetas can nicos del Veintisiete.

10 La edici n, en 1989, como veremos en su momento, am n de recoger la casi totalidad de su obra l rica, ofrece las versiones ltimas de ciertos libros, como son los casos significativos de Soria sucedida o de la Ofrenda a Chopin, y rescata interesantes pr logos que en su d a encabezaron las ediciones sueltas de los respectivos libros. dieGo ordena su Poes a en las Obras completas entendiendo los libros como unidades po ticas, m s que como unidades biblio-gr ficas, de ah que no distinga la primitiva Soria. Galer a de estampas y efusiones de la posterior Soria que incluye a aquella; o bien que disponga Iniciales tras de El romancero de la novia, en su justo orden de composici n.


Related search queries