Example: confidence

Ley No. 779 LA ASAMBLEA NACIONAL CONSIDERANDO I II III …

Ley No. 779. El Presidente de la Rep blica de Nicaragua A sus habitantes, Sabed: Que, LA ASAMBLEA NACIONAL . CONSIDERANDO . I. Que la normativa existente para frenar la violencia de g nero en contra de las mujeres , no ha obtenido los resultados buscados para la efectiva protecci n de su vida, libertad e integridad personal, por lo que resulta indispensable la promulgaci n de una Ley aut noma de car cter especial, que aborde en forma integral este problema, tipificando y sancionando las diferentes manifestaciones de violencia hacia la mujer. II. El Estado de Nicaragua ha suscrito y ratificado diversos instrumentos internacionales como la Convenci n para la Eliminaci n de todas las Formas de Discriminaci n contra la Mujer , la Convenci n Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer , la Convenci n sobre los Der

1/41 Ley No. 779 El Presidente de la República de Nicaragua A sus habitantes, Sabed: Que, LA ASAMBLEA NACIONAL CONSIDERANDO I Que la normativa existente para frenar la violencia de género en contra de las mujeres, no ha

Tags:

  Mujeres, Las mujeres

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of Ley No. 779 LA ASAMBLEA NACIONAL CONSIDERANDO I II III …

1 Ley No. 779. El Presidente de la Rep blica de Nicaragua A sus habitantes, Sabed: Que, LA ASAMBLEA NACIONAL . CONSIDERANDO . I. Que la normativa existente para frenar la violencia de g nero en contra de las mujeres , no ha obtenido los resultados buscados para la efectiva protecci n de su vida, libertad e integridad personal, por lo que resulta indispensable la promulgaci n de una Ley aut noma de car cter especial, que aborde en forma integral este problema, tipificando y sancionando las diferentes manifestaciones de violencia hacia la mujer. II. El Estado de Nicaragua ha suscrito y ratificado diversos instrumentos internacionales como la Convenci n para la Eliminaci n de todas las Formas de Discriminaci n contra la Mujer , la Convenci n Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer , la Convenci n sobre los Derechos del Ni o , y la Convenci n Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad , entre otras.

2 Estos instrumentos obligan al Estado a establecer normas especiales que aseguren una efectiva igualdad ante la Ley, a eliminar la discriminaci n y prohibir expl citamente la violencia hacia la mujer en cualquiera de sus manifestaciones. III. Que la Constituci n Pol tica de la Rep blica de Nicaragua consagra el reconocimiento constitucional de los derechos humanos, los derechos individuales, el derecho a la vida, la integridad f sica, ps quica y moral, a no estar sometida a torturas, a la honra, a la dignidad, a la libertad personal, la seguridad, la capacidad jur dica; tambi n reconoce ampliamente los derechos de las personas detenidas y las procesadas; sin embargo, es necesario establecer garant as m nimas para las personas v ctimas de delitos.

3 POR TANTO. En uso de sus facultades, HA DICTADO. La siguiente: 1/41. Ley No. 779. LEY INTEGRAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA las mujeres Y DE REFORMAS A LA. LEY No. 641, C DIGO PENAL . T TULO I. DISPOSICIONES Y PRINCIPIOS GENERALES. Cap tulo I. Del objeto, mbito y pol ticas Art culo 1 Objeto de la Ley La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que se ejerce hacia las mujeres , con el prop sito de proteger los derechos humanos de las mujeres y garantizarle una vida libre de violencia, que favorezca su desarrollo y bienestar conforme a los principios de igualdad y no discriminaci n.

4 Establecer medidas de protecci n integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia y prestar asistencia a las mujeres v ctimas de violencia, impulsando cambios en los patrones socioculturales y patriarcales que sostienen las relaciones de poder. Art. 2. mbito de aplicaci n de la Ley La presente Ley se aplicar tanto en el mbito p blico como en el privado a quien ejerza violencia contra las mujeres de manera puntual o de forma reiterada. Los efectos de esta Ley, ser n aplicables a quien se halle o hubiere estado ligado por relaci n de consanguinidad, afinidad, sujetos a tutela, c nyuge, ex-c nyuge, conviviente en uni n de hecho estable, ex conviviente en uni n de hecho estable, novios, ex novios, relaci n de afectividad, desconocidos, as como cualquier otra relaci n interpersonal que pueda generar este tipo de violencia.

5 Violencia en el mbito p blico: Es la que por acci n u omisi n dolosa o imprudente, tiene lugar en la comunidad, en mbito laboral e institucional o cualquier otro lugar, que sea perpetrada en contra de los derechos de la mujer por cualquier persona o por el Estado, autoridades o funcionarios p blicos. Violencia en el mbito privado: La que se produce dentro del mbito familiar o en cualquier otra relaci n interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer. Art. 3. Pol ticas p blicas de protecci n integral hacia la v ctima de violencia El Estado a trav s del rgano competente debe: a) Garantizar a todas las mujeres , el ejercicio efectivo de sus derechos, asegurando su acceso r pido, transparente y eficaz a los servicios establecidos al efecto.

6 B) Fortalecer e impulsar campa as de difusi n, sensibilizaci n y concientizaci n sobre la violencia hacia las mujeres , informando sobre los 2/41. Ley No. 779. derechos, recursos y servicios p blicos y privados para prevenirla, sancionarla y erradicarla. c) Mejorar las pol ticas p blicas de prevenci n de la violencia hacia las mujeres y de erradicaci n de la discriminaci n de g nero; elaborar, implementar y monitorear un plan de acci n para la prevenci n, sanci n, atenci n y erradicaci n de la violencia hacia las mujeres . d) Garantizar recursos econ micos, profesionales, tecnol gicos, cient ficos y de cualquier otra naturaleza, a las instituciones del Estado, para asegurar la atenci n, prevenci n y erradicaci n de la violencia contra las mujeres , as.

7 Como la sanci n adecuada a los culpables de la misma y la implementaci n de medidas socioeducativas que eviten su reincidencia. e) Generar y reforzar los est ndares m nimos de detecci n precoz y de abordaje de la violencia, de acuerdo con el objeto de la Ley, en los servicios de informaci n, de atenci n, de emergencia, de protecci n, de apoyo, de refugio y de recuperaci n integral, as como establecer un sistema para la m s eficaz coordinaci n de los servicios ya existentes a nivel municipal, departamental, regional y NACIONAL . f) Promover la colaboraci n y participaci n de las entidades, asociaciones y organizaciones que desde la sociedad civil act an contra la violencia hacia las mujeres .

8 G) Fomentar la capacitaci n permanente y la especializaci n de las y los operadores de justicia, que intervienen en el proceso de informaci n, atenci n y protecci n a las v ctimas. h) Fomentar la capacitaci n permanente y especializaci n de las y los funcionarios de la Comisar a de la Mujer y Ni ez, y del Ministerio P blico. i) Establecer y fortalecer medidas de protecci n de emergencia y cautelares que garanticen los derechos protegidos en la presente Ley, as como la protecci n personal, f sica, emocional, laboral y patrimonial de la mujer v ctima de violencia. j) Abrir una l nea telef nica gratuita y accesible conectada a las instancias policiales y al Ministerio P blico, destinada a dar informaci n y brindar asesoramiento sobre recursos existentes en materia de prevenci n de la violencia hacia las mujeres y asistencia a quienes la padecen.

9 3/41. Ley No. 779. Cap tulo II. Principios, fuentes y derechos Art. 4. Principios rectores de la Ley Los principios rectores contenidos en el presente art culo, se establecen con el fin de garantizar la igualdad jur dica de las personas, conforme los instrumentos internacionales suscritos y ratificados por la Rep blica de Nicaragua: a) Principio de acceso a la justicia: Las Instituciones del Estado, operadores del sistema de justicia y las autoridades comunales deben garantizar a las mujeres , sin ninguna distinci n, el acceso efectivo a los servicios y recursos que otorgan, eliminando todo tipo de barreras y obst culos de cualquier ndole que impidan este acceso.

10 B) Principio de celeridad: El procedimiento que establece la presente Ley, deber tramitarse con agilidad, celeridad y sin dilaci n alguna, hasta obtener una resoluci n en los plazos establecidos, el incumplimiento de las responsabilidades de las y los funcionarios conlleva a hacerse merecedores de medidas administrativas o sanciones que le corresponda. c) Principio de concentraci n: Iniciado el juicio, ste debe concluir en el mismo d a cuando se presente toda la prueba aportada por las partes. Si ello no fuere posible, continuar durante el menor n mero de d as consecutivos conforme lo dispuesto en los art culos 288 y 289 de la Ley No.


Related search queries