Example: quiz answers

Manual de Vendajes - PUBLICACIONES DE …

Manual de Vendajes Bernardo Fco. Fern ndez Martos Diplomado en Enfermer a del Servicio de Urgencias Cl nica Vistahermosa. Alicante. Edita: Consejo de Enfermer a de la Comunidad Valenciana Imprime: Gr ficas Estilo, - Alicante ndice Introducci n .. 7. Finalidad de los Vendajes .. 9. Generalidades de los Vendajes .. 9. Precauciones y principios b sicos del vendaje .. 10. Complicaciones de los Vendajes .. 12. Cuidados del vendaje y del miembro vendado .. 15. Tipos de vendas .. 19. Materiales y su utilidad .. 19. Elecci n del tipo de venda seg n el objetivo .. 22. Formas de vendar .. 25. C mo coger la venda .. 25. de vueltas de un vendaje .. 26. Preparaci n de una f rula de escayola .. 28. Vendajes espec ficos .. 31. Pie y tobillo.

Manual de Vendajes Bernardo Fco. Fernández Martos Diplomado en Enfermería del Servicio de Urgencias Clínica Vistahermosa. Alicante.

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of Manual de Vendajes - PUBLICACIONES DE …

1 Manual de Vendajes Bernardo Fco. Fern ndez Martos Diplomado en Enfermer a del Servicio de Urgencias Cl nica Vistahermosa. Alicante. Edita: Consejo de Enfermer a de la Comunidad Valenciana Imprime: Gr ficas Estilo, - Alicante ndice Introducci n .. 7. Finalidad de los Vendajes .. 9. Generalidades de los Vendajes .. 9. Precauciones y principios b sicos del vendaje .. 10. Complicaciones de los Vendajes .. 12. Cuidados del vendaje y del miembro vendado .. 15. Tipos de vendas .. 19. Materiales y su utilidad .. 19. Elecci n del tipo de venda seg n el objetivo .. 22. Formas de vendar .. 25. C mo coger la venda .. 25. de vueltas de un vendaje .. 26. Preparaci n de una f rula de escayola .. 28. Vendajes espec ficos .. 31. Pie y tobillo.

2 31. Pasos para vendar el pie y el tobillo Rodilla .. 35. Vendaje compresivo de rodilla Vendaje inmovilizador de rodilla 3. ndice Mano y mu eca .. 40. Vendaje compresivo de mu eca F rula dorsal del antebrazo Vendaje de escafoides Dedos .. 47. Vendaje imbricado de los dedos F rula met lica F rula acanalada radial F rula acanalada cubital Codo .. 52. Vendaje compresivo de codo F rula para el codo H mero .. 58. Pasos para la f rula en tenacilla de h mero Hombro .. 60. Vendaje de Velpeau Inmovilizador universal de hombro Clav cula .. 63. Vendaje en ocho de clav cula Ocho de Guarismo . Inmovilizador de clav cula preparado Soldex . Vendaje para laluxaci n acromioclavicular Vendaje funcional de tobillo ..68. - Material necesario - T cnica Bibliograf a.

3 75. 5. PR LOGO. Como responsable de la Direcci n de Enfermer a de la Cl nica Vistahermosa, es una gran satisfacci n para mi prologar este Manual de Vendajes que ha realizado nuestro compa ero Bernardo Fern ndez Martos. Este Manual , perfectamente estructurado y de gran utilidad no es s lo un instrumento de gran ayuda para puertas de urgencias de hospital, sino tambien para los enfermeros/as que necesitan una respuesta gil y pr ctica para solucionar cualquier problema respecto a la t cnica del vendaje. Esta monograf a pretende dar a conocer en pro- fundidad las indicaciones, complicaciones y t cnicas de los Vendajes de una manera pr ctica y til, habiendo sido realizado con un riguroso criterio pro- fesional, as como actualizar los conocimientos y conceptos que todo enfermero/a interesado en el tema necesita saber.

4 D a. M. Dolores Mora Ant n Directora de Enfermer a 6. Introducci n INTRODUCCI N. El uso de vendas para el tratamiento de lesiones se remonta a muchos miles de a os. En el pasado se emple todo tipo de materiales, incluyendo telas de hilo, hojas, papel e incluso pieles de animales. Hoy en d a, comprendemos mejor c mo un ven- daje puede ayudar a curar una lesi n, y dado que se han ido desarrollando vendas especiales para aplica- ciones espec ficas, actualmente, los profesionales sanitarios disponemos de una gran variedad de mate- riales y t cnicas sofisticadas donde escoger a la hora de aplicar un vendaje. A pesar de que una buena t cnica de vendaje haya sido siempre una parte esencial en la pr ctica de la Enfermer a, es lamentable que el riguroso aprendizaje que se da hoy en d a al personal de Enfermer a no deje tiempo suficiente en el apretado programa para la pr ctica de los distintos m todos.

5 Este Manual tiene la intenci n de complementar los conocimientos de los profesionales de Enferme- r a en relaci n a la aplicaci n de los Vendajes que con m s frecuencia se vienen utilizando en los servi- cios de Urgencias de nuestros hospitales para el tra- tamiento de distintas lesiones. 7. Finalidad y generalidades FINALIDAD. DE LOS Vendajes . Son muchas las situaciones por las que un venda- je est indicado. Por citar algunas, podemos destacar que pueden emplearse para proporcionar apoyo a un miembro, controlar la inflamaci n, limitar el movi- miento de una articulaci n, sostener otro vendaje en posici n (f rulas), fijar ap sitos en heridas, favore- cer la hemostasia de un punto sangrante de forma provisional o definitiva, activar el retorno venoso de las extremidades, promover la absorci n de l quidos tisulares, y proteger la piel a fin de evitar erosiones por roce.

6 GENERALIDADES. DE LOS Vendajes . A menos que el profesional de Enfermer a tenga realmente un conocimiento completo de las razones de porqu aplicar el vendaje, no sabr que tipo de venda escoger o c mo aplicarla correctamente. Antes de vendar cualquier lesi n, Enfermer a debe asegurarse del diagn stico correcto y hacer una cuidadosa valoraci n de lo que se necesita. La lesi n precisa soporte, compresi n o una inmoviliza- ci n total? D nde debe empezar y d nde debe aca- 9. Manual de Vendajes bar el vendaje? En qu direcci n debe aplicarse el vendaje? Un vendaje equivocado, o aplicado inco- rrectamente, no s lo dejar de cumplir su funci n, sino que puede acarrear complicaciones graves. PRECAUCIONES Y PRINCIPIOS. B SICOS DEL VENDAJE.

7 Los g rmenes florecen en las zonas tibias, h me- das y sucias. Los Vendajes deben aplicarse s lo en las zonas limpias. Si tienen que ponerse sobre una herida abierta, antes de hacerlo se cubrir con mate- rial antis ptico. Hay que limpiar y secar bien las superficies cut neas y no deben arrugarse cuando se vendan. Las superficies cut neas adyacentes pueden mantenerse separadas introduciendo una pieza de gasa entre ellas para evitar la maceraci n de la piel por contacto continuo durante el tiempo en el que est puesto el vendaje. La presi n sobre los tejidos puede afectar a la cir- culaci n. El vendaje se aplica siempre desde la parte distal hacia la proximal del cuerpo, para facilitar el retorno de sangre venosa hacia el coraz n.

8 La pre- si n con la que se aplican los Vendajes debe consi- derarse siempre desde el punto de vista de no com- prometer la circulaci n sangu nea, para evitar que se produzca un d ficit de nutrici n de las c lulas en la zona vendada o una alteraci n en el retorno venoso. Por este motivo, se deben comprobar peri dicamen- te para estar seguros de que no existe ninguna inter- ferencia en el suministro de sangre a la regi n ven- dada o distal a ella y, siempre que sea posible, dejar 10. Generalidades descubierta la porci n distal de la extremidad para poder valorar las alteraciones circulatorias por pre- si n. En este sentido, cabe considerar que cuando se aplica un vendaje sobre un ap sito h medo, hay que prevenir la retracci n, pues el vendaje tambi n se humedecer y posteriormente se secar , retray ndo- se y produciendo una mayor presi n sobre la zona.

9 La fricci n puede provocar traumatismo mec ni- co en el epitelio cut neo. Antes de vendar una pro- minencia sea, sta se debe cubrir con un almohadi- llado, de modo que el vendaje no friccione la zona y no se produzca una herida por abrasi n. Las superfi- cies cut neas se deben separar para prevenir la fric- ci n y la maceraci n, como he comentado anterior- mente. Los segmentos corporales vendados deben man- tenerse en una posici n anat mica natural y funcio- nal con ligera flexi n de las articulaciones para evi- tar estiramientos y acortamientos musculares o ten- dinosos anormales. Hay que aplicar los Vendajes en el cuerpo en buena alineaci n para evitar tensi n y fatiga muscular. Al finalizar un vendaje, para fijar el extremo libre de la venda, hay que hacerlo siempre con cinta adhe- siva.

10 Nunca deben utilizarse los ganchos met licos que proporcionan en algunas de sus presentaciones ciertas marcas comerciales para facilitar este fin. De este modo evitaremos lesiones cut neas causadas por el enclavamiento en la piel de los ganchos a trav s del vendaje. 11. Manual de Vendajes COMPLICACIONES DE LOS Vendajes . Las complicaciones en el uso de Vendajes vienen dadas generalmente por no observar las precauciones b sicas a la hora de la colocaci n de los mismos o en el cuidado y mantenimiento posterior por parte de Enfermer a o del propio paciente y familia. As , entre las complicaciones m s frecuentes encontramos: S ndrome de compresi n: Caracterizado por una serie de s ntomas relacionados con la alteraci n en la circulaci n y la inervaci n, causados por una presi n excesiva del vendaje.


Related search queries