Example: bankruptcy

MERCADO LABORAL Y FORMACION POR …

MERCADO LABORAL Y FORMACION POR COMPETENCIAS. Conceptos para una mirada anal tica de las competencias laborales. Monograf a para proyecto de grado. Carrera de Econom a Carlos Eduardo Cardoso P. C digo: 405881. Profesor: Cesar Augusto Giraldo. UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA. FACULTAD DE CIENCIAS ECON MICAS. INTRODUCCION. Es claro que el MERCADO LABORAL ha sufrido cambios profundos durante las ltimas d cadas. Las nuevas formas de producci n, el gran avance tecnol gico, la apertura del comercio mundial entre otros factores han promovido un cambio estructural en la manera en c mo funciona el MERCADO LABORAL . La sociedad en general ha sido espectadora de la nueva organizaci n LABORAL teniendo en cuenta que es una de las cosas que m s incide sobre la vida cotidiana del com n ciudadano es su trabajo, ya que son exclusivamente dependientes de los ingresos que este les genera para sobrevivir. El trabajo es el punto de convergencia de las fuerzas econ micas m s importantes, la producci n y el consumo, donde la primera encarna el sistema econ mico actual y la segunda se encuentra contenida dentro una naturaleza social ya que permite a las personas obtener un bienestar y una dignidad social.

MERCADO LABORAL Y FORMACION POR COMPETENCIAS. Conceptos para una mirada analítica de las competencias laborales. Monografía para proyecto de grado.

Tags:

  Formacion, Y formacion

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of MERCADO LABORAL Y FORMACION POR …

1 MERCADO LABORAL Y FORMACION POR COMPETENCIAS. Conceptos para una mirada anal tica de las competencias laborales. Monograf a para proyecto de grado. Carrera de Econom a Carlos Eduardo Cardoso P. C digo: 405881. Profesor: Cesar Augusto Giraldo. UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA. FACULTAD DE CIENCIAS ECON MICAS. INTRODUCCION. Es claro que el MERCADO LABORAL ha sufrido cambios profundos durante las ltimas d cadas. Las nuevas formas de producci n, el gran avance tecnol gico, la apertura del comercio mundial entre otros factores han promovido un cambio estructural en la manera en c mo funciona el MERCADO LABORAL . La sociedad en general ha sido espectadora de la nueva organizaci n LABORAL teniendo en cuenta que es una de las cosas que m s incide sobre la vida cotidiana del com n ciudadano es su trabajo, ya que son exclusivamente dependientes de los ingresos que este les genera para sobrevivir. El trabajo es el punto de convergencia de las fuerzas econ micas m s importantes, la producci n y el consumo, donde la primera encarna el sistema econ mico actual y la segunda se encuentra contenida dentro una naturaleza social ya que permite a las personas obtener un bienestar y una dignidad social.

2 Dentro de este marco el trabajo cobra vital importancia y se torna en un elemento clave para explicar tanto realidades econ micas como sociales. El capital humano termino abordado y frecuentemente asociado al desarrollo entra a ser pieza importante en este esquema ya que es la manera c mo encaja el aumento de las rentas de la sociedad y el aumento de la calidad de vida de las personas. La mayor a de las teor as del desarrollo sostienen al capital humano como motor del crecimiento y el desarrollo econ mico, entendiendo capital humano como condiciones de salud y sobre todo educaci n de la poblaci n en general. La acumulaci n del capital humano deber a ser un factor clave para las pol ticas de desarrollo. Sin embargo los resultados emp ricos hoy en d a muestran una relaci n confusa entre estos dos elementos (capital humano y desarrollo) en el sentido que aunque nos indican una relaci n directa los efectos del aumento de capital humano en unos pa ses difieren de los encontrados en otros.

3 Bajo este orden de ideas las decisiones de pol tica orientadas a regular un determinado marco de acci n LABORAL deben estar articuladas a la forma en c mo se quiere potenciar el capital humano, poniendo especial nfasis al elemento de formaci n educativa. Es aqu donde el aparato educativo entra a formar parte activa de los procesos que interviene en el MERCADO LABORAL . Cuando hay transformaciones en el entorno social o econ mico, los gobiernos tienen que tomar las medidas de pol tica adecuadas para asegurar poder controlar esos cambios o en su defecto tratar de contrarrestarlos. Los cambios en las condiciones laborales tambi n hacen parte de la anterior premisa y es evidente que los gobiernos a trav s de las legislaciones de cada pa s, son responsables de que hoy en d a los mercados laborales est n bajo nuevos par metros de funcionamiento. En Colombia visiblemente el gobierno aposto por el fomento de una directriz de pol tica fundamentado en las disposiciones recomendadas por los organismos multilaterales y los pa ses desarrollados para hacer frente a los cambios que exig a las nuevas tendencias de la econom a mundial.

4 Bajo esta pol tica tambi n se encuentra la articulaci n entre educaci n y empleo el cual va a hacer nuestro tema de discusi n para este documento. Para hacer un an lisis sobre nuestro tema de discusi n primero vamos a intentar hacer una aproximaci n a los cambios en las condiciones laborales que se han dado en el MERCADO LABORAL en los ltimos a os. Seguiremos con los conceptos sobre la pol tica que impuso el gobierno para dichos cambios espec ficamente en el tema referente a formaci n y educaci n para el trabajo teniendo en cuenta los puntos sobre los cuales se basan los autores para defender los lineamientos sobre los cuales se basan para apoyar esta propuesta. Por ltimo procuraremos realizar una cr tica sobre cuales son los efectos de la adecuaci n de estas pol ticas de articulaci n entre el MERCADO LABORAL y el sector educativo para varios aspectos tales como el desarrollo, los trabajadores o el bienestar social.

5 CAMBIOS EN EL MUNDO LABORAL . El proceso de sustituci n de importaciones en un modelo que ya caduco como paradigma de desarrollo y proceso de industrializaci n para los pa ses de Am rica Latina. La d cada de los noventa introdujo concretamente un nuevo sistema econ mico soportado en los intercambios comerciales a nivel global. La producci n tambi n se generaliza y se condensa desde una perspectiva que rompe los par metros de lo local para manifestarse a una escala mundial. La conformaci n de bloques y alianzas comerciales se hace inminente, lo cual exige mayores esfuerzos por competir internacionalmente con calidad y productividad tanto para las empresas como para la mono de obra. Los procesos de globalizaci n y de internacionalizaci n est n acompa ados de innovaci n y avances tecnol gicos para que sea posible su expansi n y asentamiento. La aplicaci n de la microelectr nica a los procesos industriales junto con la revoluci n en las comunicaciones que permiten la conexi n instant nea y eficiente con cualquier lugar del mundo as como la disminuci n en los costos de transporte modificaron la forma en que hoy se organiza el trabajo.

6 Hoy se percibe una transformaci n en la organizaci n productiva de los procesos que antes eran r gidos, lineales y altamente estandarizados. Se observa que estos procesos de producci n se pueden desarrollar en islas de producci n, con un alto grado de flexibilidad para facilitar la variaci n de los productos de acuerdo a la demanda cambiante de los clientes. De esta manera se pueden combinar elementos producidos en lugares distantes modificando la producci n cuando as se requiera. Bajo este esquema de producci n se facilita el proceso de subcontrataci n de empresas, trabajadores y servicios desde una perspectiva de descentralizaci n. Se constituyen de este modo redes productivas que involucran a grandes, medianas y peque as empresas en donde la exigencia de productividad y competitividad se extiende a todos los eslabones de la cadena. De esta manera las decisiones sobre organizaci n y trabajo se toman bajo escenarios complejos donde las relaciones de poder son un poco asim tricas.

7 Adicionalmente el sector terciario entra a jugar un papel importante en el MERCADO LABORAL , ya que pasa a ser el sector que ocupa mayor gente, adicionando que es un sector que esta cambiando en su organizaci n y demanda de calificaciones.. La introducci n de la inform tica y la noci n de calidad como satisfacci n del cliente, llevan a responder a distintas clientelas con diversidad de exigencias y complejiza tambi n el desempe o LABORAL . La rutinizacion que se manejaba en el modelo taylorista-fordista donde la programaci n y la ejecuci n estaban claramente separadas ha cedido para dar paso a una organizaci n m s flexible. Hoy en d a se privilegia la eliminaci n de los tiempos muertos y la acumulaci n de stocks en el proceso, el control de calidad en cada paso de la producci n y no solamente del producto terminado, la posibilidad de rotaci n de tareas y la velocidad en corregir los problemas. 1El modelo Toyotista que se asienta hoy en d a implica una exigencia de que los trabajadores se comprometan con los objetivos de la producci n y sean capaces de solucionar problemas lo cual es clave para la productividad.

8 Ya no es un tema s lo de disciplina y aprendizaje repetitivo, sino de uso consciente de libertad e iniciativa. De esta manera el grado de conocimientos requeridos por un trabajador para acceder a un trabajo se hace cada vez mayor donde la demanda de habilidades, conocimientos y competencias es relevante para poder desempe arse dentro de un puesto de trabajo. La educaci n entonces entra a jugar un papel importante en el contexto LABORAL como motor de productividad para las empresas. Sin embargo es importante preguntarse si la puesta en educaci n para el pa s puede atender a estos requerimientos de conocimiento e innovaci n que solicita nuestro entorno econ mico actualmente. Las repercusiones entonces para el MERCADO de trabajo han sido relevantes. Por una parte la industria que habitualmente hab a brindado la mayor a de empleo para la poblaci n ha cedido su lugar al sector servicios y al sector informal. Esto modifica los requisitos de demanda por trabajo de la econom a en aspectos tales como la los conocimientos requeridos, las funciones a desempe ar y la jerarqu a de las calificaciones requeridas.

9 La inserci n al 1. Los cambios en la relaci n escuela-mundo LABORAL . Mar a Antonia Gallart Especialista en Educaci n y Trabajo del Centro Nacional de Estudios de Poblaci n CENEP. Argentina 2003. MERCADO LABORAL de las personas que tienen escasa formaci n se hace cada vez m s dif cil; cada vez se exigen mayores niveles educativos y mejores calificaciones para acceder a trabajos cualificados cosa que se puede observar en la cotidianidad muy frecuentemente. Las desregulaciones del MERCADO LABORAL y la flexibilizaci n a la que se ven expuestos los mercados laborales hoy en d a encierran la disminuci n y casi la exterminaci n de las garant as sociales a las que el trabajo formal estaba com nmente asociado. Lo que se conoc a como trabajo formal sea las condiciones de seguridad social que los trabajadores persegu an como objetivo al entrar al MERCADO formal de trabajo hacen parte del pasado. En la evidencia emp rica podemos contemplar que las personas cambian de trabajo m s frecuentemente tanto de ocupaci n como de organizaci n empleadora ya que no existe una estabilidad LABORAL , lo que obliga a las personas a mejorar sus capacidades para buscar empleo y a recalificarse para ocupar nuevos puestos de trabajo.

10 El trabajo se ha tornado m s inestable y al contrario de lo que buscaba la flexibilizaci n el trabajo informal y el desempleo han aumentado como consecuencia de la desregulaci n del MERCADO de trabajo. La exigencia de competencias laborales se hace cada vez m s visible dentro de este esquema. Para ocupar puestos de trabajo calificados, se tienen que tener niveles aceptables de competencia LABORAL . La educaci n general entonces requiere que se garantice que los estudiantes competencias que le permitan lograr un nivel adecuado de empleabilidad que le permita interactuar con el MERCADO moderno LABORAL . La capacidad de aprendizaje y de recalificaci n a trav s de una formaci n permanente se hace explicita para arribar al MERCADO LABORAL . Esta capacidad debe responder a los cambios del MERCADO de trabajo, a la creaci n y destrucci n de nichos ocupacionales, y a la innovaci n tecnol gica. Entonces se rompe el esquema lineal de formaci n-empleo hecha una vez en la vida seguido de una inserci n estable y continuada en una ocupaci n s lo complementada con aprendizaje en el trabajo.


Related search queries