Example: air traffic controller

NTP 238: Los análisis de peligros y de operabilidad …

NTP 238: Los an lisis de peligros y de operabilidad en instalaciones de procesoEvaluation de dangers et d'operabilit des proced s hazard and operability (Hazop) studiesRedactor:Manuel Bestrat n Bellov Ingeniero IndustrialCENTRO NACIONAL DE CONDICIONES DE TRABAJOLa metodolog a objeto de esta Nota T cnica de Prevenci n, se ha convertido ya en uno de los cl sicos sistemas anal ticos con los que enfrentarse a la complejidad de los riesgos de los procesos qu micos, los cuales requieren un tratamiento diferencial al de los riesgos convencionales. Su aplicaci n es exigida en el Real Decreto 886188 sobre Prevenci n de Accidentes nNormalmente el concepto de instalaci n de proceso va asociado a un sistema productivo o a una parte del mismo, en el que intervienen sustancias qu micas, que, a trav s de determinadas operaciones b sicas, generalmente concatenadas, son sometidas a procesos f sicos y/o qu micos para obtener productos intermedios o procesos f sicos o qu micos deben desarrollarse en condiciones de trabajo determinadas, siendo la composici n de las sustancias qu micas, la cantidad de las mismas en procesos discontinuos o el flujo m sico en procesos continuos, la presi n, y la temperatura, algunas de las variables fundamentales del sistema que exigen ser perfectamente las instalaciones son dise adas para adecuarse a las condiciones normales de trabajo, pero deben ser capac

NTP 238: Los análisis de peligros y de operabilidad en instalaciones de proceso Evaluation de dangers et d'operabilité des procedés Hazard and operability

Tags:

  Hazards, Operability, Hazard and operability

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of NTP 238: Los análisis de peligros y de operabilidad …

1 NTP 238: Los an lisis de peligros y de operabilidad en instalaciones de procesoEvaluation de dangers et d'operabilit des proced s hazard and operability (Hazop) studiesRedactor:Manuel Bestrat n Bellov Ingeniero IndustrialCENTRO NACIONAL DE CONDICIONES DE TRABAJOLa metodolog a objeto de esta Nota T cnica de Prevenci n, se ha convertido ya en uno de los cl sicos sistemas anal ticos con los que enfrentarse a la complejidad de los riesgos de los procesos qu micos, los cuales requieren un tratamiento diferencial al de los riesgos convencionales. Su aplicaci n es exigida en el Real Decreto 886188 sobre Prevenci n de Accidentes nNormalmente el concepto de instalaci n de proceso va asociado a un sistema productivo o a una parte del mismo, en el que intervienen sustancias qu micas, que, a trav s de determinadas operaciones b sicas, generalmente concatenadas, son sometidas a procesos f sicos y/o qu micos para obtener productos intermedios o procesos f sicos o qu micos deben desarrollarse en condiciones de trabajo determinadas, siendo la composici n de las sustancias qu micas, la cantidad de las mismas en procesos discontinuos o el flujo m sico en procesos continuos, la presi n, y la temperatura, algunas de las variables fundamentales del sistema que exigen ser perfectamente las instalaciones son dise adas para adecuarse a las condiciones normales de trabajo, pero deben ser capaces de soportar alteraciones previsibles, aunque sean ocasionales.

2 Sin generar da os a personas y el an lisis de riesgos en este tipo de instalaciones requiere considerar todas las variables que condicionan el proceso f sico o qu mico en cuesti n, plante ndose variaciones de las mismas ante posibles fallos o deficiencias, y consecuentemente la capacidad de respuesta de la instalaci n en base a sus caracter sticas y a los elementos de seguridad de que est constituida, muchos de los cuales deben garantizar una respuesta activa. Ello no es tarea f cil ya que las alteraciones posibles son diversas y tanto las causas que las pueden originar como sus consecuencias, que necesariamente deben ser consideradas para poder efectuar una evaluaci n de los riesgos de la instalaci n, son m ltiples, y adem s integradas, en a veces complejos esquemas de interrelaci n peculiaridad destacable en las instalaciones de proceso es que suele existir interrelaci n entre riesgos y sus factores causales, que seg n las circunstancias desencadenantes generan diferentes niveles de peligrosidad y de gravedad de sus ejemplo una p rdida de l quido peligroso en una junta de una tuber a puede generar situaciones de riesgo diferentes (corrosi n, atm sfera peligrosas, alteraci n de proceso qu mico, etc.)

3 Los cuales pueden a su vez generar rboles de acontecimientos que en ltimo t rmino materializan resultados finales de consecuencias muy diversas. Diferentes conbinaciones de fallos, hechos y circunstancias pueden generar accidentes de diferentes m todos tradicionales -aplicados para el an lisis de los riesgos convencionales-, no es factible desarrollar el estudio de la seguridad de un proceso qu mico, que requiere ineludiblemente de un trabajo en equipo, constituido ste por t cnicos conocedores de las caracter sticas y funcionamiento de la instalaci n y del proceso que en ella se desarrolla, y de unas metodolog as que faciliten la reflexi n y el an lisis en profundidad. El an lisis de peligros y de operabilidad ( hazard and operability studies - Hazop) o an lisis funcional de operabilidad (AFO), es un m todo dise ado por la ICl en la d cada de los sesenta para su aplicaci n en el dise o de plantas para la fabricaci n de pesticidas, con la finalidad de detectar las situaciones de inseguridad.

4 Este m todo integrado a otros m todos complementarios de an lisis permite enfrentarse al estudio de la seguridad de los procesos qu micos, que es responsabilidad de la Direcci n de la empresa el NTP son gu as de buenas pr cticas. Sus indicaciones no son obligatorias salvo que est n recogidas en una disposici n normativa vigente. A efectos de valorar la pertinencia de las recomendaciones contenidas en una NTP concreta es conveniente tener en cuenta su fecha de edici o: 198 Causas de accidentes en instalaciones de procesoLa experiencia de los accidentes sucedidos en instalaciones de proceso muestra que las causas de los mismos pueden clasificarse, dejando al margen las ingerencias de agentes externos al proceso y fuerzas naturales (proximidad a instalaciones peligrosas, viento, heladas, incendios, etc.), en los siguientes tres grupos, para cada uno de los cuales se indican algunos de los fallos m s de componentesl Dise o inapropiado frente a presi n interna, fuerzas externas, corrosi n del medio y Fallos de elementos tales como bombas, compresores, ventiladores, agitadores, Fallos de sistemas de control (sensores de presi n y temperaturas, controladores de nivel, reguladores de flujos, unidades de control computerizadas, etc.)

5 L Fallos de sistemas espec ficos de seguridad (v lvulas de seguridad, discos de ruptura, sistemas de alivio de presiones, sistemas de neutralizaci n, avisadores, Fallos de juntas y en las condiciones normales de operaci nl Alteraciones incontroladas de los par metros fundamentales del proceso (presi n, temperatura, flujo, concentraciones).l Fallos en la adici n manual de componentes qu Fallos en los servicios, tales como:l Insuficiente enfriamiento para reacciones exot Insuficiente aporte del medio calefactor o Corte del suministro el Ausencia de nitr geno o agente Ausencia de aire comprimido (de instrumentaci n o de agitaci n).l Fallos en los procedimientos de parada o puesta en Formaci n de subproductos, residuos o impurezas, causantes de reacciones colaterales humanos y de organizaci nl Errores de operaci Desconexi n de sistemas de seguridad a causa de frecuentes falsas Confusi n de sustancias Errores de comunicaci Incorrecta reparaci n o trabajo de Realizaci n de trabajos no autorizados (soldadura, entrada en espacios confinados).)

6 Cabe destacar que los errores suelen suceder por alguno de los siguientes motivos:l No conocer suficientemente los riesgos y su prevenci Insuficiente formaci n y adiestramiento en el Carga ps quica la seguridad de una instalaci n de proceso debe iniciarse en la fase de dise o, seleccionando los debidos componentes y mont ndolos bajo normas y con rigurosos controles de pesar de ello los fallos como los que se han apuntado siempre son previsibles y por ello todo estudio de seguridad a nivel de proyecto o de revisi n de una unidad en funcionamiento, debe considerar su existencia, determin ndose en t rminos de fiabilidad de sistemas la probabilidad de que sucedan. En este sentido todo componente de una instalaci n, como los elementos de seguridad, en especial si son funcionalmente activos, deben estar sometidos a un programa de mantenimiento preventivo para garantizar su correcto estado, y adem s a un mantenimiento predictivo que garantice su renovaci n antes de haberse agotado su vida media, establecida por su fabricante.

7 Por otra parte los errores humanos, tambi n posibles, deben ser cuidadosamente analizados en t rminos probabil sticos para su debido control, cuando a consecuencia de los mismos se puedan generar graves instalaciones de proceso, aunque tengan un alto nivel de automatizaci n, requieren tambi n la intervenci n humana, tanto en operaciones normales, (carga de aditivos, envasado, control y vigilancia de procesos, etc.) como ocasionales por alteraciones en las condiciones de trabajo conducentes algunas, a situaciones de emergencia que precisan de actuaciones correctas y r pidas para evitar su criticidad. Por ello en este tipo de instalaciones asegurar un comportamiento correcto para minimizar errores, exige la selecci n del personal adecuado y el perfecto conocimiento y adiestramiento sobre los procedimientos de trabajo tanto en circunstancias normales como en situaciones anormales o estudios de seguridad y el an lisis funcional de operabilidad (AFO)Todo proceso de an lisis de riesgos de da os espec ficos requiere determinar la probabilidad de que estos ltimos se materialicen, y las consecuencias de los mismos, tanto en lo relativo a lesiones f sicas como a p rdidas realidad un an lisis de riesgos como tal, debiera ser cuantitativo, asignando los valores num ricos de la probabilidad del da o esperado y de la magnitud de las consecuencias.

8 El producto de tales factores determinantes es el riesgo bien, dada la complejidad o dificultad en efectuar tales determinaciones, stas suelen reservarse para situaciones que por su importancia requieran de una estimaci n precisa. Muchas veces los an lisis cuantitativos se basan en datos subjetivos que permiten una evaluaci n orientativa que puede resultar suficiente. En todo caso siempre es recomendable previamente efectuar estudios o an lisis cualitativos que nos permitan identificar los riesgos, las causas que los generan y las posibles consecuencias. A partir de los cuales ya se facilita la selecci n y adopci n de muchas medidas preventivas necesarias. La adecuada aplicaci n de estudios de seguridad en instalaciones de proceso habr a de permitir determinar los l mites de todos los par metros dentro de los cuales cualquier etapa del proceso se desarrolla por v as seguras, y conocer el comportamiento del proceso fuera de estos l mites, para integrar las medidas preventivas particular el AFO es un estudio de comprobaci n rigurosa, sistem tica y cr tica de todos los fallos, errores o desviaciones previsibles respecto a unas situaciones normales y de acuerdo a una determinada concepci n de dise o de una instalaci n de proceso en fase de proyecto o en funcionamiento, estimando el potencial de peligrosidad que generan y sus trata de un m todo deductivo de an lisis cualitativo para la detecci n de fallos y de sus consecuencias, y la consiguiente adopci n de medidas el m todo AFO como tal es sencillo, dada la laboriosidad que exige.

9 Tanto en su fase preparatoria como en su desarrollo, es preciso que su aplicaci n se efect e tras haber realizado otros an lisis preliminares que hayan permitido subsanar muchas de las deficiencias normalmente previsibles, cumpliendo las prescripciones reglamentarias y standares en materia de prevenci n de riesgos. De esta forma el AFO ofrecer una mayor efectividad y puede que no sea necesario que haya de aplicarse a toda la planta. Los an lisis hist ricos de accidentes en instalaciones similares aportan experiencias interesantes. En realidad el AFO debe ofrecer una v a de revisi n en cualquier etapa de la vida de una instalaci n de proceso o parte de la misma, en especial en los momentos clave, que son en la fase avanzada del proyecto y previa la implementaci n de cualquier modificaci toda planta qu mica en funcionamiento, aunque haya sido dise ada con altas especificaciones de seguridad va a resultar muy til tanto para la prevenci n de riesgos laborales como para la limitaci n de paradas imprevistas y p rdidas diversas, aplicar el AFO, si anteriormente no ha sido aplicado, o no lo ha sido con los objetivos y la amplitud metodolog a por ella misma no representa un completo an lisis de seguridad, siendo conveniente recurrir complementariamente a otras metodolog as de apoyo que faciliten una valoraci n mas precisa cuando sea necesario.

10 Especialmente para discernir en la toma de decisiones para implementar medidas preventivas de coste considerable. En realidad el propio AFO debe considerar constantemente en las reflexiones cr ticas que se plantea la probabilidad de generarse los fallos que se detectan en la instalaci n y la magnitud de sus consecuencias, unas veces mediante estimaciones orientativas basadas en la experiencia, y en otras recurriendo a m todos tales como:El rbol de errores: Representaci n esquem tica de combinaciones de causas o fallos primarios que llevan a un acontecimiento final indeseado, pudiendo determinarse la probabilidad del mismo a partir de la probabilidad de tales fallos b sico .El rbol de consecuencias: Representaci n esquem tica de combinaciones de sucesos, que facilita todas las posibles consecuencias de un hecho o fallo determinado, con referencia al suceso en sus comienzos y que hay que an lisis de efectos y da os: An lisis sistem tico de los efectos f sicos y qu micos de un acontecimiento determinado indeseado, y tambi n de las consecuencias materiales e inmateriales para la instalaci n, para las personas, y para el medio n y organizaci n del an lisisEl AFO no puede realizarse hasta que el dise o del proceso est completo en sus partes esenciales.


Related search queries