Example: stock market

OTRA MIRADA SOBRE LAS INFANCIAS Y LAS …

VIOLENCIAS. Y ESCUELAS. OTRA MIRADA . SOBRE LAS INFANCIAS . Y LAS JUVENTUDES. M dulo de trabajo destinado a Equipos de Supervisi n, Equipos Directivos, Docentes y Equipos de Orientaci n Escolar que trabajan en el Nivel Secundario de la provincia de Buenos Aires. VIOLENCIAS. Y ESCUELAS. OTRA MIRADA . SOBRE LAS INFANCIAS . Y LAS JUVENTUDES. M dulo de trabajo destinado a Equipos de Supervisi n, Equipos Directivos, Docentes y Equipos de Orientaci n Escolar que trabajan en el Nivel Secundario de la provincia de Buenos Aires. Direcci n editorial Elena Duro, Especialista de Educaci n de UNICEF. Coordinaci n General de la Gu a: Cecilia Del Bono, Consultora rea educaci n de UNICEF. Equipo de especialistas: Dra. Carina V. Kaplan, Mg. Claudia C. Bracchi, Mg. Ma. In s Gabbai, Lic. Natalia Sternschein, Lic. Eliana Vasquez. Colaboradores en el proceso de escritura: Prof. Mar a Jose Draghi, Lic. Juliana Ricardo, Prof. Ma. Vanesa Deldivedro, Prof. Sebasti n Urquiza.

9 Prólogo El Módulo de trabajo destinado a Equipos de Supervisión, Equipos Directivos, Docentes y Equipos de Orientación Escolar que trabajan en el

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of OTRA MIRADA SOBRE LAS INFANCIAS Y LAS …

1 VIOLENCIAS. Y ESCUELAS. OTRA MIRADA . SOBRE LAS INFANCIAS . Y LAS JUVENTUDES. M dulo de trabajo destinado a Equipos de Supervisi n, Equipos Directivos, Docentes y Equipos de Orientaci n Escolar que trabajan en el Nivel Secundario de la provincia de Buenos Aires. VIOLENCIAS. Y ESCUELAS. OTRA MIRADA . SOBRE LAS INFANCIAS . Y LAS JUVENTUDES. M dulo de trabajo destinado a Equipos de Supervisi n, Equipos Directivos, Docentes y Equipos de Orientaci n Escolar que trabajan en el Nivel Secundario de la provincia de Buenos Aires. Direcci n editorial Elena Duro, Especialista de Educaci n de UNICEF. Coordinaci n General de la Gu a: Cecilia Del Bono, Consultora rea educaci n de UNICEF. Equipo de especialistas: Dra. Carina V. Kaplan, Mg. Claudia C. Bracchi, Mg. Ma. In s Gabbai, Lic. Natalia Sternschein, Lic. Eliana Vasquez. Colaboradores en el proceso de escritura: Prof. Mar a Jose Draghi, Lic. Juliana Ricardo, Prof. Ma. Vanesa Deldivedro, Prof. Sebasti n Urquiza.

2 Asistentes t cnicos: Lic. Natalia Adduci, Lic. Virginia Saez, Lic. Pablo Di Napoli. Gobierno de la provincia de Buenos Aires - UNICEF, octubre de 2014. Violencias y escuelas. Otra MIRADA SOBRE las INFANCIAS y las juventudes. 134 p, 17 x 24 cm Impreso en Argentina Primera edici n, octubre de 2014. xxx ejemplares Edici n y correcci n: xxx Dise o y diagramaci n: Valeria Goldsztein Se autoriza la reproducci n total o parcial de los textos aqu publicados, siem- pre y cuando no sean alterados, se asignen los cr ditos correspondientes y no sean utilizados con fines comerciales. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). 3. AUTORIDADES DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Autoridades de UNICEF. Gobernador Representante de UNICEF. Dn. Daniel Scioli Florence Bauer Directora General de Cultura y Educaci n Representante Adjunto Presidente del Consejo General de Cultura y Educaci n Ana de Mendoza Dra. Nora De Lucia Especialista de Educaci n Directora General de Cultura y Educaci n Elena Duro Presidenta del Consejo General de Cultura y Educaci n Dra.

3 Nora De Lucia Vicepresidente 1ro del Consejo General de Cultura y Educaci n Dr. Claudio Crissio Subsecretario de Educaci n Dr. N stor Ribet Direcci n provincial de Educaci n Secundaria Prof. Claudia Bracchi Direcci n provincial de Educaci n T cnico Profesional Gustavo Torres Direcci n Provincial de Educaci n de Gesti n Privada Prof. Nora Pinedo Direcci n Provincial de Educaci n de Gesti n Estatal Prof. Ana Mar a Casadomon Direcci n de Psicolog a Comunitaria y Pedagog a Social Lic. Eliana Vasquez VIOLENCIAS. Y ESCUELAS. OTRA MIRADA . SOBRE LAS INFANCIAS . Y LAS JUVENTUDES. M dulo de trabajo destinado a Equipos de Supervisi n, Equipos Directivos, Docentes y Equipos de Orientaci n Escolar que trabajan en el Nivel Secundario de la provincia de Buenos Aires. ndice Pr 9. Presentaci 11. Cap tulo 1. Las violencias en las 13. Un territorio de preguntas, de b 13. Algunos estudios SOBRE la tem 31. Violencias de ayer y de 47. Para seguir 64.

4 Cap tulo 2. La MIRADA social que se construye SOBRE el alumno 75. Violencias y escuela en los 75. La construcci n social de las INFANCIAS : ni os y 86. Nosotros y los 93. Algunas actividades para Cap tulo 3. La escuela como Aprender a estar junto a Lo imposible se torna Algunas lecturas para seguir 124. Bibliograf Pr logo El M dulo de trabajo destinado a Equipos de Supervisi n, Equipos Directivos, Docentes y Equipos de Orientaci n Escolar que trabajan en el Nivel de Educaci n Secundaria de la provincia de Buenos Aires, es un gran aporte para la mejora de las trayectorias educativas de los adolescentes y j venes que se encuentran transitando este nivel educativo. La Direcci n General de Cultura y Educaci n de la Provincia de Buenos Aires junto a UNICEF Argentina ha tomado como tarea central el trabajo para la mejora de una educaci n de calidad en el marco de una educaci n secun- daria inclusiva y democr tica. Desde la implementaci n de la Ley de Educaci n Provincial N la educaci n secundaria es obligatoria y con ello miles de j venes han vuelto o ingresaron por primera vez a la escuela.

5 En este contexto socio-cultural, se hace necesario favorecer los an lisis y la formaci n de los docentes en torno a las miradas y los discursos que se construyen SOBRE las juventudes. El tema de las violencias es un tema hoy recurrente en la sociedad y circula ampliamente en los medios de comunicaci n, es por ello que este m dulo de capacitaci n pretende establecer l neas de abordaje desde un marco cient - fico y de respeto a los derechos sociales y humanos. Los invitamos a recorrer estas p ginas y a continuar trabajando en con- junto para una educaci n de calidad para todos. Dra. Nora de Luc a Directora General de Cultura y Educaci n 9. Presentaci n La sanci n de la Ley de Promoci n y Protecci n Integral de los derechos de los ni os N y la Ley de Educaci n Provincial N esta- blecieron un nuevo paradigma en torno a la concepci n de la INFANCIAS y las juventudes. El M dulo Violencias y escuelas: otra MIRADA SOBRE las INFANCIAS y las ju- ventudes , elaborado por la Direcci n General de Cultura y Educaci n de la provincia de Buenos Aires junto a UNICEF Argentina, se encuentra en un di logo profundo con este nuevo paradigma.

6 Desde la Subsecretar a de Educaci n trabajamos fuertemente en la for- maci n y capacitaci n de los Equipos de Supervisi n, Equipos Directivos y Docentes y Equipo de Orientaci n Escolar, a fin de garantizar la mejor educaci n para nuestros estudiantes. Este trabajo es un avance en ese sentido, ya que aborda temas que hoy atraviesan la sociedad y llegan a nuestras escuelas. Las Violencias y las Escuelas es un tema prioritario en la agenda p blica, y sabemos que s lo el trabajo colectivo posibilita la resoluci n de los conflictos por medio del di logo y en un marco de convivencia democr tica. Invitamos a todos los docentes del nivel secundario a formar parte de esta capacitaci n y utilizar este m dulo de trabajo como herramienta para la ta- rea escolar cotidiana. N stor Ribet Subsecretario de Educaci n 11. CAP TULO 1. Las violencias en las escuelas Un territorio de preguntas, de b squedas Qu pasar a si despertamos d ndonos cuenta de que somos mayor a?

7 Qu pasar a si de pronto una injusticia, solo una, es repudiada por todos, todos que somos todos, no unos, no algunos, sino todos? ( ) Qu . pasar a si yo pidiese por vos que est s tan lejos, y vos por m que estoy tan lejos, y ambos por los otros que est n muy lejos y los otros por nosotros aunque estemos lejos? ( ) Qu pasar a si pusi semos el cuerpo en vez de lamentarnos? Qu pasar a si rompemos las fronteras y avanzamos, y avanzamos, y avanzamos y avanzamos? Qu pasar a si quemamos todas las banderas para tener solo una, la nuestra la de todos, o mejor ninguna porque no la necesitamos? Qu pasar a si de pronto dejamos de ser patriotas para ser humanos? No s me pregunto yo, qu pasar a? . Mario Benedetti Qu pasar a si tomamos la palabra y pensamos juntos c mo nos atraviesa la violencia en nuestras escuelas? Qu pasar a si nos tornamos protago- nistas de las buenas preguntas y de las respuestas? Qu pasar a si com- partimos nuestras incertidumbres, miedos y utop as?

8 Qu pasar a si nos revalorizamos como docentes en nuestra funci n simb lica de socializaci n y subjetivaci n? Qu pasar a si construimos un enfoque pedag gico propio frente a la problem tica de la violencia en el campo educativo? Para afrontar estos desaf os, es preciso partir del hecho de que esta te- 13. m tica en particular encierra la pugna de perspectivas diferentes, incluso antag nicas. Una cuesti n preliminar a poner en evidencia es que se suele homologar violencia a delincuencia; se hizo habitual utilizar un lenguaje cri- minol gico para referirnos a pr cticas que bien podr an ser abordadas desde nuestro saber y quehacer pedag gicos. Por qu recurrir acr ticamente a la criminolog a para hablar de las pr cticas de violencia en las instituciones escolares? Por qu se privilegia esa MIRADA que refuerza el pensamiento social punitivo de nuestra poca? Comencemos entonces por preguntarnos SOBRE el origen del t rmino vio- lencia escolar.

9 De d nde surge? Con qu prop sito nace y deviene hist - ricamente? Luego de indagar en diversas fuentes, observamos que el concepto vio- violencias y escuelas. otra MIRADA SOBRE las INFANCIAS y las juventudes lencia escolar no proviene de la esfera de la educaci n ni de la pedagog a cient fica; desde sus comienzos1, est ntimamente ligado al mbito militar norteamericano en su abordaje de la problem tica del tr fico de drogas. Por tanto, el t rmino violencia escolar nace unido a la criminal stica y su mayor exponente es la pol tica de Tolerancia cero, la cual termina siendo resignifi- cada y adaptada al espacio escolar estadounidense bajo el lema seguridad en las escuelas. A grandes rasgos, esta pol tica proclama que todo acto de transgresi n o agresi n, sin importar su relatividad, sea castigado de ra z y con severidad. El supuesto de partida es que, todos los casos, desde la transgresi n m nima hasta el delito m s grave pasando por toda la gama intermedia de comportamientos socialmente condenables-, deben ser san- cionados en rgicamente.

10 El car cter preventivo que sostiene este enfoque punitivo de la Tolerancia cero consiste precisamente en creer que todo com- portamiento social que incumple cualquier norma o se sale en alg n aspecto del c digo establecido de las buenas costumbres, independientemente de su gravedad, circunstancia particular y del sujeto que transgrede (ni o, jo- ven, vulnerable, rebelde, mujer, etc.), debe ser reprimido con fuerza con el objetivo de desalentar futuros actos violentos. Detr s de estas medidas, rige la hip tesis de que el alumno que comienza por las peque as transgresiones (si no es castigado a tiempo) podr a conver- tirse en un potencial delincuente. A comienzos de los a os noventa del siglo XX, esta pol tica comienza a ser aplicada en asuntos tan distintos como la poluci n ambiental, la infracci n 14 SOBRE la propiedad privada, la intolerancia racial, los despose dos y el acoso sexual, entre otros. Qu sucede, entonces, cuando esta pol tica se deja de lado por su ino- 1 Skiba (1999) en una b squeda en la base de datos period stica LexisNexis, encontr que el primer uso del t rmino Tolerancia cero data de 1983 en el marco de la US Navy.