Example: biology

Redalyc.El concepto general de enfermedad. Revisión ...

Anales de la Facultad de MedicinaISSN: Nacional Mayor de San MarcosPer Pe a, Adolfo; Paco, OfeliaEl concepto general de enfermedad . Revisi n, cr tica y propuesta. Primera parteAnales de la Facultad de Medicina, vol. 63, n m. 3, 2002, pp. 223-232 Universidad Nacional Mayor de San MarcosLima, Per Disponible en: C mo citar el art culo N mero completo M s informaci n del art culo P gina de la revista en de Informaci n Cient ficaRed de Revistas Cient ficas de Am rica Latina, el Caribe, Espa a y PortugalProyecto acad mico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abiertoAnales de la Facultad de MedicinaVol.

físico (origen de la enfermedad). La tercera, la naturaleza individual, y su cuarta esfera, ens spirituale [la esfera espiritual], fuente de donde emanan las causas de la enfermedad . Dis-frutar de buena salud representaba para Paracelso ajustarse al orden de las cinco esfe-ras. Si tal orden no se daba, se imponía la en-fermedad y la muerte ...

Tags:

  Enfermedad, La enfermedad, La en fermedad y la, Fermedad

Information

Domain:

Source:

Link to this page:

Please notify us if you found a problem with this document:

Other abuse

Transcription of Redalyc.El concepto general de enfermedad. Revisión ...

1 Anales de la Facultad de MedicinaISSN: Nacional Mayor de San MarcosPer Pe a, Adolfo; Paco, OfeliaEl concepto general de enfermedad . Revisi n, cr tica y propuesta. Primera parteAnales de la Facultad de Medicina, vol. 63, n m. 3, 2002, pp. 223-232 Universidad Nacional Mayor de San MarcosLima, Per Disponible en: C mo citar el art culo N mero completo M s informaci n del art culo P gina de la revista en de Informaci n Cient ficaRed de Revistas Cient ficas de Am rica Latina, el Caribe, Espa a y PortugalProyecto acad mico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abiertoAnales de la Facultad de MedicinaVol.

2 63, N 3 - 2002223 ISSN 1025 - 5583 Vol. 63, N 3 - 2002P gs. 223 - 232 Anales de la Facultad de MedicinaUniversidad Nacional Mayor de San MarcosCopyright 2002 Correspondencia:Dr. Adolfo Pe a SalazarChoquehuanca 208 Lima 32, Per E-mail: concepto general de n, cr tica y propuesta. Primera parteADOLFO PE A, OFELIA PACOD epartamento M dico de la Asociaci n Cristiana de J venes, presente es el primero de una serie de tres art culos dedicados a analizar uno de los conceptoscentrales de la medicina: la enfermedad .

3 Nuestra misi n primera ser realizar una revisi n delas diversas y dispersas propuestas de definici n. Esta revisi n, ejecutada bajo una perspectivahist rica y epistemol gica, har hincapi sobre la dicotom a naturalista-valorativa y la novedosapropuesta matem tica de clave: enfermedad ; patolog a; historia natural de la general CONCEPT OF DISEASE. REVISION, CRITICISM AND PARTSUMMARYThis is the first of a three part series dedicated to analyze one of the central concepts of medi-cine: disease. Our first mission will be to revise the diverse and disperse disease historical and epistemological revision will stress the naturalist-normativistic dichotomyand Sadegh-Zadeh s novel mathematical words: Disease; patology; natural history of nLa enfermedad es por excelencia el objetocentral de la medicina.

4 Desde nuestros prime-ros a os de estudio, cuando la conocimos s loen l neas , hasta nuestros a os de pr ctica cl -nica, cuando percibimos claramente el dolor quela acompa a, la enfermedad domina nuestropensamiento y, en ltima instancia, nuestro pro-ceder. Por ende, es importante manejar un cla-ro entendimiento de su definici n. Sin embar-go, si revis ramos con mayor amplitud cr ticamuchos textos de uso corriente -por ejemplo elTratado de Medicina Interna de Harrison (1), oThe pathologic basis of disease de Cotran-Kumar-Robins (2)- descubrir amos que muy po-cos, si acaso alguno, poseen entre sus millaresde p ginas, algunas dedicadas a proporcionaruna definici n general de enfermedad .

5 As ,por parad jico que parezca, mientras que a lafecha la oferta de conocimiento se cuenta yaen m s de cincuenta mil t tulos de revistasbiom dicas (3) y en m s de once millones deart culos (4), el inter s de c mo definir enfer-medad se evidencia s lo en algunos art culosde dif cil ciencias constituyen fundamentalmentesistemas te ricos y no c mulos de evidencias apiladas una sobre otra (5,6). Los conceptos ge-nerales [de alto grado de abstracci n] son losconstructos centrales en torno a los cuales giranAnales de la Facultad de MedicinaVol.

6 63, N 3 - 2002224las propiedades y dem s descripciones cient fi-cas (5). Muchos estudiosos del conocimientocient fico subrayan la importancia que significapara una ciencia madura , la construcci n deconceptos generales y modelos te ricos (5-7). Se-g n Thomas Khun (7), aquellos conceptos sonlos condicionantes de las perspectivas que tra-zan y predeterminan la explicaci n cient fica,la investigaci n y hasta el conocimiento com implicancias pr cticas de c mo concep-tuamos enfermedad , estriban desde repercusio-nes en el rea social y econ mica, por ejemplo,en las pol ticas de prevenci n y decisiones delas empresas aseguradoras, hasta las repercu-siones psicol gicas, valorativas y morales parael sujeto calificado de enfermo.

7 La metodo-log a diagn stica tampoco escapa a la perspec-tiva epistemol gica bajo la cual se concept eenfermedad. sta puede condicionar inclusonuestra forma de hablar y ense ar. Por ejem-plo, com nmente se dice a los alumnos no exis-ten enfermedades sino enfermos . Sin embar-go, tal premisa desaf a el car cter general delas ciencias y t cnicas, caracter stica sustenta-da en el uso de conceptos impone, pues, la necesidad de conocermejor aquel concepto , no por inter s de erudi-to, sino por inter s de tecn logo, pero no detecn logo solamente interesado en el dato, n -mero o nombre espec fico, sino en los pilaressobre los cuales se sostiene su actuar.

8 Por todoello, esta serie de tres art culos pretende crear un espacio de inter s, realizando primero unarevisi n relativamente extensa acerca de la bi-bliograf a m s relevante, para luego someterlaa la criba de la cr tica y evaluaci n y, final-mente, culminar gracias a la propuesta y que se ha escrito acercadel problemaEl problema de saber qu es enfermedad estan antiguo como el g nesis de nuestra , las explicaciones m ticas fueron probable-mente las primeras en intentar dar esta perspectiva, las entidades extraf sicastomaron cuerpo y la enfermedad -junto a suscausas- fueron personificadas y deificadas; laanalog a psicol gica fue la nica herramienta yel enigma del enfermar fue aplacado a costa dela irreflexi n y la credulidad.

9 Con el tiempo,probablemente, aquellas explicaciones de ma-yor contenido est tico y moral sobrevivieron y,por ello, son todav a parte de la cultura m gi-co-tradicional de nuestra poblaci n; sin embar-go, dichas ideas no ser n tratadas aqu , graciasa que su riqueza dogm tica e irracional nos loproh filosof a, caracterizada por su conocimien-to m s elaborado, racional y cr tico, fue segun-da en otorgar respuesta; un l cido esfuerzo lodemuestran los fil sofos naturalistas de Jonia,quienes llegaron a negar la atribuci n divina(extracorp rea) asignadas por el mito y la reli-gi n.

10 Hip crates, en el siglo V antes de nuestraera, declaraba ..los hombres creen que la epi-lepsia es divina, simplemente porque no la en-tienden. Pero, si llamaran divino a todo lo queno entienden, realmente las cosas divinas notendr an (8). Tal posici n realista, repre-sentaba ya un gran avance; lamentablemente,sus frutos ser an cosechados casi dos mil a osdespu s, debido al posterior dominio de los fi-l sofos moralistas e idealistas que, entre otrascosas, retardar an la aparici n de las cienciasf cticas, sin las cuales, fue imposible disponerdel conocimiento necesario para comprender filosof a naturalista de Hip crates tuvo,pues, una muerte temprana.


Related search queries